EL PAíS › CARLOS RAIMUNDI, CANDIDATO A GOBERNADOR BONAERENSE

“El ARI no está para el poder”

Abierto el debate sobre qué perfil debe asumir la Coalición Cívica, Raimundi cuestiona la estrategia nacional del ARI y un acuerdo con Stolbizer. Propone buscar apoyo en la sociedad civil.

 Por Werner Pertot

“El ARI no está en una etapa de inminencia para llegar al poder”, señala el candidato del ARI a gobernador bonaerense, Carlos Raimundi. La frase sonaría algo extraña en la boca de un dirigente del partido que impulsa a Elisa Carrió para presidenta, si no fuera por el proceso de debate interno que surgió tras la derrota en la Capital sobre qué perfil debe tener la Coalición Cívica. En diálogo con Página/12, el dirigente pone reparos a la estrategia nacional y a un posible acuerdo con la candidata a gobernadora radical Margarita Stolbizer, que no lo llevará a él como a vice, sino a otro hombre de Carrió: el diputado Adrián Pérez. “Está muy fresco el recuerdo de la Alianza, donde los acuerdos partidocráticos absorbieron las energías de las fuerzas nuevas”, sostiene Raimundi.

–Entonces, ¿no habrá acuerdo con Stolbizer?

–Antes de plantear la crónica de la negociación, lo que hay que definir es el marco conceptual de qué tipo de negociaciones tiene que hacer el ARI en la provincia: no tiene que ver con los acuerdos tradicionales. Implica acuerdos que no tengan como premisa la obtención de espacios, sino confianzas profundas. En el caso de este sector del radicalismo, lo que noto es que interpela más a la interna del partido radical que al futuro. Hasta ahora, distintos sectores del radicalismo han elegido un camino propio y la elección va a servir para ver cuánto mide cada uno y el 29 empiezan a conversar otra vez para ver cómo reunificamos la UCR. Si esto se confirma, el ARI queda desprotegido.

–¿Como influye la postulación de otra lista radical, que apoyará a Roberto Lavagna?

–El acuerdo hubiera tenido muchísima mayor legitimidad si el ARI hubiera podido capitalizar la parte fundamental del voto radical y si la candidatura de Stolbizer hubiera sido la única. Al convivir con otra candidatura, se relativiza esto. Estamos a la espera de algunas definiciones que hasta ahora no se han dado y que, en la medida que se dilaten los tiempos, denotaría un estado de especulación en los sectores del radicalismo incompatible con un acuerdo serio.

–¿Y si Stolbizer renuncia al partido, se destraba la negociación?

–Tiene que ver no sólo con una renuncia en el presente, sino con una construcción superadora futura. Una renuncia hoy, para retornar después, sería algo similar a lo que hizo Cafiero en 1985: jugó por afuera y un año más tarde recuperó el mismo justicialismo.

–¿En ningún caso usted la acompañaría como candidato a vicegobernador?

–He tenido diferencias marcadas con este proceso, por lo tanto eso indudablemente genera muchas más condiciones para no serlo que para serlo. Tendrían que cambiar mucho las condiciones.

–¿Y si Stolbizer acuerda con Carrió y definen que el candidato a vice sea Pérez?

–No, eso debería ser una decisión institucional del partido.

–¿Se va a revisar el perfil de la Coalición Cívica?

–No integro la mesa nacional e ignoro la estrategia. Mi lectura es por la positiva: el ARI no está en una etapa de inminencia para llegar al poder, lo veo todavía en un tramo fuerte de construcción de identidad. Y ésa es la clave para constituir una fuerza nítida.

–¿Patricia Bullrich contribuye a construir ese perfil nítido?

–Bueno, indudablemente es una figura que se cuestionó mucho.

–Pero muy probablemente encabece la lista a diputados por la Capital.

–En Capital hubo un acuerdo con fuertes componentes electorales. Y en Tierra del Fuego hubo un proceso más puro. Hubo condiciones que hicieron que la sociedad llegara a un punto de saturación muy fuerte y la sociedad encontró una fuerza nítida que la represente.

–¿Tierra del Fuego es el modelo a seguir, entonces?

–Yo me siento muy identificado con ese modelo. Y ese mismo proceso se va a dar en el conurbano, donde habría que encontrar un ARI con mucha identidad. Cualquier acuerdo que le reste nitidez a esa fuerza afecta ese proceso. La nitidez no entra en contradicción con el deseo de sacar muchos votos en la elección presidencial. No está reñido con lo electoral.

–¿Usted plantea que deberían ir solos?

–No, no, no. Ninguno de los dos extremos: ni este acuerdo, ni el aislamiento. Intento aportar a la Coalición Cívica desde sectores de la sociedad civil: por ejemplo, sectores que reclaman por el agua potable y contra la contaminación del riachuelo, los que reclaman contra la corrupción del Ceamse, con los que hemos trabajando propuestas del seguridad, de la cultura, de la producción, de los derechos humanos.

Compartir: 

Twitter
 

“Ninguno de los dos extremos: ni este acuerdo, ni el aislamiento”, planteó Raimundi.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.