EL PAíS

La fiscal denunció al dueño de la valija por tentativa de contrabando

La fiscal en lo penal económico Rivas Diez entendió que el venezolano Antonini Wilson intentó ocultar el dinero al pasar por la Aduana. La causa quedó en manos de la jueza Novatti.

La Justicia evaluó que el ciudadano venezolano que intentó ingresar casi 800 mil dólares sin declararlos habría cometido el delito de “contrabando en grado de tentativa”. Así lo entendió la fiscal en lo penal económico María Luz Rivas Diez al formular una denuncia penal con la que coronó una investigación preliminar sobre el episodio. La funcionaria encontró “elementos de sospecha suficientes” para entender que hubo un intento de “ocultamiento” del dinero, e imputó al venezolano Guido Alejandro Antonini Wilson, quien salió del país hace tres días rumbo a Uruguay. Por otra parte, la Oficina Anticorrupción (OA) abrió una carpeta para juntar información preliminar.

La causa quedó a cargo de la jueza en lo penal económico Marta Novatti, aunque es posible que sea delegada en la fiscal. Mientras tanto, Rivas Diez le solicitó a la magistrada una serie de medidas, entre las que se encuentra la orden a la Aduana para la “inmediata puesta a disposición” de la Justicia del dinero secuestrado, actualmente depositado en el Banco Nación por el organismo. Según explicó la fiscal en su requerimiento, en la valija interceptada el sábado sólo había dinero –un total de 790.550 dólares–, pese a que en un principio el hombre dijo al personal aduanero que llevaba “libros, y después que tenía 60 mil dólares”, reveló.

Rivas Diez tomó declaración testimonial a siete personas, entre ellas un funcionario de Aduana y un miembro de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), por contradicciones referidas a la versión que dio Antonini Wilson cuando se produjo el hallazgo. Ambos testigos no arribaron a un acuerdo, pero en líneas generales coincidieron en que en un principio el hombre habría mentido sobre el contenido de la maleta que llevó en un vuelo charter abordado en Venezuela con funcionarios argentinos. De todos modos, en el expediente no quedó constancia de que en el episodio haya existido un cruce por el hecho entre la PSA y la Aduana.

La fiscal también pudo verificar que no hubo un intento de soborno por parte de Antonini Wilson hacia los funcionarios con los que tomó contacto. Estos consideraron que estaban ante una infracción aduanera, consistente en la no declaración de los dólares, y sin advertir delito alguno lo dejaron seguir su camino.

A partir de esta medida judicial, el caso se investiga como contrabando por dos razones. En principio, por la cantidad de dinero, porque “no es lo mismo traer tres pulóveres que 300, donde hay una operación comercial o de cualquier tipo atrás”, graficó una fuente judicial. Pero lo fundamental para encuadrar lo sucedido en el delito de contrabando es la sospecha de que hubo algún tipo de engaño al control aduanero.

Para la Aduana esto no era así porque juzgó que no hubo engaño, dado que la valija no tenía doble fondo. Pero para la fiscal esto no es suficiente. “El venezolano estuvo doce veces en la Argentina, conoce los mecanismos, y por la hora y las personas que venían en el vuelo podía presumir que no iban a ser revisados, de hecho ni siquiera llenaron los formularios de ingreso”, describió la fuente. También le llamó la atención que el dueño de la valija se haya ido sin reclamar siquiera una parte del dinero que le quitó la Aduana.

Una versión no corroborada aún en el expediente daría cuenta de que Antonini Wilson habría aludido a la supuesta intención de comprar una propiedad, pero el venezolano “jamás se acercó a la Justicia, ni hizo saber el objeto de ingresar el dinero al país”, apuntó la fiscal.

Rivas Diez no piensa imputar, por el momento, a ninguno de los pasajeros que viajaron en el avión alquilado por Enarsa. “En la causa no hay elemento alguno para vincular a otras personas”, agregó la fiscal.

Durante el procedimiento donde se encontró el dinero, Antonini Wilson estuvo acompañado únicamente por Daniel Uzcateguy Speech, el hijo del vicepresidente de Pdvsa.

El dueño de la valija salió del país rumbo a Uruguay con pasaporte estadounidense el 7 de agosto a las 2 de la madrugada en un vuelo de Aerolíneas Argentinas, según tiene acreditado la Justicia.

Compartir: 

Twitter
 

La fiscal Rivas Diez explicó los elementos que tiene verificados en la investigación.
Imagen: Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.