EL PAIS › LOS PUMAS EN LA CASA ROSADA CON EL PRESIDENTE Y CRISTINA KIRCHNER

Un try sobre el cierre de campaña

Alguna vez se tenían que volver a juntar. Y la ocasión llegó ayer, mucho después de aquellos años ’70 en que Cristina Kirchner estudiaba Derecho en La Plata y seguía los partidos de rugby de uno de los clubes locales, San Luis. A dos días de terminar la campaña que la puede consagrar presidenta, la primera dama recibió a Los Pumas junto al presidente Néstor Kirchner en la Casa Rosada. Luego voló hasta Mar del Plata, donde encabezó un acto acompañada del candidato a gobernador Daniel Scioli. “Cuando me tocó hablar, yo conté por qué me gustaba el rugby. Porque se juega en equipo. Ahí, con ese concepto de equipo todos formamos parte de un mismo espacio y apuntamos a un mismo lado: a un lugar en el mundo que hoy estamos logrando”, dijo. Luego recordó que Mar del Plata había sido la sede de la agitada Cumbre de las Américas de 2005. “Los argentinos estábamos reafirmando que nuestra casa era América latina. Los argentinos pertenecemos a esta región”, subrayó.

La jornada comenzó de la mejor manera para los planes de campaña del oficialismo. Con Los Pumas con el vestuario de gala elegido por la Unión Argentina de Rugby –traje azul y corbata rosa– y encabezados por su carismático capitán, Agustín Pichot. Cualquier candidato hubiera soñado con sacarse una foto con los jugadores que obtuvieron el bronce en Francia. La primera dama lo logró, y así sumó otro apoyo del ámbito deportivo: la semana pasada el tenista cordobés David Nalbandian había sorprendido con su aparición en uno de los spots de campaña del Frente para la Victoria. Además, la visita de Los Pumas le permitió a CFK hacer una metáfora sobre los beneficios de la Concertación. Así como Los Pumas juegan en equipo, la candidata dijo que los partidos deben hacer lo mismo. Tras la aparición con los rugbiers, la primera dama siguió con la siguiente escala de su ajetreada agenda. Fue hasta Mar del Plata, donde el intendente Daniel Katz la esperaba con una multitud en el club Once Unidos. Antes de subirse al palco, CFK dedicó quince minutos a los dirigentes del Partido Socialista de Mar del Plata. Los recibió acompañada por el vicejefe de Gabinete, Jorge Rivas, de mucho protagonismo en el último tramo de la campaña. La presencia de Rivas en casi todas las últimas actividades de la senadora se explica por la tarea que le encargó el jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Ex diputado nacional por el PS de la provincia de Buenos Aires, Rivas es el encargado de aportar la impronta socialista a las apariciones de la candidata del FPV.

Cuando llegó el momento del acto central, el intendente Katz hizo valer su condición de anfitrión. Casi parafraseando el eslogan de la publicidad de vía pública del oficialismo (“Cristina, Cobos y vos”), el radical dedicó una catarata de elogios al matrimonio presidencial. También hubo alabanzas dirigidas a Scioli. “El Presidente y vos, Cristina, encabezaron un proyecto fantástico, hermosísimo, que se llama Concertación Plural”, sostuvo Katz.

Cuando CFK recordó la Cumbre de las Américas, donde varios mandatarios –entre ellos su esposo– se opusieron a la extensión del ALCA, la candidata se permitió una crítica tangencial a la política de relaciones carnales de los noventa. “En esa cumbre histórica estábamos reafirmando que nuestra casa está acá, en América latina.”

Compartir: 

Twitter
 

Agustín Pichot les entregó una camiseta autografiada a los Kirchner.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.