EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER CON EARL WAYNE

“Deseo de cooperar”

La presidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, mantuvo ayer una reunión a solas con el embajador de Estados Unidos, Earl Anthony Wayne, en la Casa Rosada. “Deseo mutuo de fortalecer la relación bilateral, en la que ya existe una fuerte cooperación”, sintetizó luego en un comunicado la embajada norteamericana. El gesto, a pocos días del recambio presidencial, puede interpretarse como una confirmación de la supuesta intención de Cristina Kirchner de reimpulsar el vínculo con Estados Unidos, una relación en el freezer desde la recordada Cumbre de las Américas de Mar del Plata. Esa intención, al menos en público, Cristina Kirchner la desmiente.

Wayne no es de escatimar en reuniones. Periódicamente suele reunirse con ministros y hasta funcionarios de menor calibre. También con dirigentes de la oposición, empresarios y gremialistas. En el tiempo que lleva en el país, Wayne se mostró muy activo y dispuesto a dejar atrás la tradicional operatividad en las sombras de los delegados de la Casa Blanca en el país. Ayer, Cristina Kirchner lo recibió al mediodía en la Sala de Situación de la Casa Blanca por espacio de unos cincuenta minutos.

Después del triunfo electoral, el presidente de los Estados Unidos, George Bush, llamó a Cristina para felicitarla y quedaron en verse en Washington. En el reportaje publicado el domingo pasado por Página/12, la presidenta electa se mostró dispuesta a concretar ese encuentro cuando reciba la invitación formal. Lo que no reconoció es que tenga en mente un cambio en el vínculo bilateral, ni siquiera en caso de que ganen los demócratas. “Habría que ver qué plantean los demócratas en materia de política exterior en relación con América latina. Nosotros les hemos criticado a los republicanos el olvido de América latina”, respondió allí. Pero con Wayne no habló de olvidos. El embajador le planteó “su deseo de incrementar el trabajo conjunto en educación, ciencia e investigación y desarrollo”. En ese sentido, la embajada sostuvo que la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología “abre las puertas para nuevas formas de colaboración estratégica”.

Uno de los puntos en contacto de la política de relaciones exteriores de ambos países siempre ha sido la lucha contra el terrorismo internacional y el narcotráfico. Cristina Kirchner y Wayne, obviamente, abordaron la cuestión, lo mismo que “la cooperación en las operaciones de mantenimiento de paz de Naciones Unidas”. Estados Unidos suele agradecer la fuerza creada en la región, de la que participa argentina, que desde hace años trata de mantener la estabilidad en la inestable Haití.

Estos temas eran en los que siempre coincidían Kirchner y Bush cuando todavía se reunían. La costumbre se cortó en 2005 en Mar del Plata, cuando ambos quedaron en veredas opuestas por la intención de Washington de imponer el ALCA en la región, una medida resistida por los países integrantes del Mercosur. Bush se fue de aquella cumbre disgustado –la reunión bilateral con Kirchner también había sido tensa– y el vínculo se enfrió. Con todo, la nueva camada de funcionarios norteamericanos para la región, comenzando por el subsecretario de Asuntos Hemisféricos, Tom Shannon, muestra los gestos más amables para una cantidad de gobiernos distantes, como el argentino. Cristina Kirchner, al menos en lo gestual, también aparece dispuesta a mostrarse más amable con la administración norteamericana. En esa dirección fue el gesto de ayer.

Compartir: 

Twitter
 

Earl Anthony Wayne y Cristina Kirchner en la Casa Rosada.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.