EL PAíS › LA CAMARA DE CASACION ORDENO LA LIBERACION DEL EMPRESARIO DE CROMAÑON

Chabán libre, a la espera del juicio oral

Los jueces consideraron que, al haber pasado más de dos años preso, tiene derecho a la excarcelación. Y estimaron que no existe peligro de que se fugue. Chabán podría quedar libre la semana próxima y se recluirá en un lugar aislado. Reacciones furiosas y amenazas de los familiares de Cromañón.

Omar Chabán quedará en libertad la próxima semana. Lo más probable es que sea el viernes próximo al mediodía, pero no se descarta que el Tribunal Oral Criminal (TOC) número 24, encargado de realizar el juicio por el caso Cromañón, le permita salir del penal antes. El defensor de Chabán, Pedro D’Attoli, concurrirá el lunes a hablar con los jueces y allí se fijarán las condiciones de la libertad. En principio, Chabán no vivirá ni en casa de su madre, en San Martín, ni en una isla del Tigre. La idea es que esté en un campo o una chacra, un lugar aislado. La Sala III de la Cámara de Casación, que fue la que revocó en su momento la libertad de Chabán, ahora se la otorgó porque considera que pasó un tiempo razonable tras las rejas, no existe peligro de fuga y que, por lo tanto, tiene derecho a esperar el juicio en libertad. El empresario está imputado por estrago doloso y cohecho activo, lo que tiene un mínimo de ocho años de cárcel y un máximo de 26. El TOC 24 tiene previsto iniciar el juicio en mayo o junio, aunque no está claro dónde se hará. La sala del caso AMIA, en los tribunales de Comodoro Py, va a estar ocupada por el juicio del accidente de LAPA, por lo tanto existe la posibilidad que se use el lugar donde se hizo el juicio a las Juntas, en el Palacio de Tribunales.

El rumor sobre la inminente resolución de la Sala III venía recorriendo los ámbitos judiciales desde hace una semana, aunque muchos creían que los magistrados no se animarían a otorgarle la libertad a Chabán un día 30, cuando se cumple un nuevo mes de la tragedia, y en vísperas de diciembre, en el que se cumplen tres años de la noche fatídica. Además, es un clásico que la situación en las cárceles se pone muy tensa cuando se acerca fin de año y la libertad de Chabán podría ser también un argumento para otros presos que reclaman salir de prisión. Se especulaba, por ejemplo, que los tres jueces Eduardo Riggi, Angela Ledesma y Guillermo Tragant patearían las cosas para enero.

Lo cierto es que la Sala III tomó la resolución de ayer y no se puede decir que se trate de magistrados que han jugado a favor de Chabán. En junio de 2005, la Cámara del Crimen excarceló al administrador de Cromañón y éste recuperó la libertad. Estuvo en San Martín y en el Tigre, pero fue esta misma Sala III de la Cámara de Casación la que revocó su libertad y lo mandó de regreso al penal de Marcos Paz. En aquel momento los jueces dijeron que Chabán no se había entregado la noche de la tragedia, no fue a su vivienda sino a su estudio y eso lo interpretaron como un intento de fuga.

En su resolución de junio, la Sala III miró las cosas con otra óptica. Consideró que Chabán cumpliría en diciembre más de 30 meses preso y evaluó ese tiempo como razonable para poner en marcha el juicio oral de un caso tan complejo como el de Cromañón. Más allá de diciembre correspondería que el empresario esperara el juicio en libertad, porque no es su culpa que la instrucción se demore tanto. A eso agregaron, en junio y ayer, que no perciben peligro de fuga o que “la permanencia en libertad de Omar Emir Chabán pueda frustrar los fines del proceso”.

La Sala III introdujo en su fallo una llamativa frase de advertencia al TOC 24, en el sentido de que tiene que cumplir la resolución sí o sí, ya que “los jueces de grado deben acatar lo resuelto por sus superiores en las causas de que se trate”. Esta semana en Tribunales se decía que igualmente los jueces del tribunal oral cumplirían con lo que resolviera Casación. Es que el fallo de ayer los alivia. No son ellos los que ponen en libertad a Chabán, sino los camaristas de Casación.

Desde el punto de vista teórico hay mucha controversia por el caso Chabán. Quienes sostienen que es correcto que esté en libertad se basan en los siguientes elementos:

-Una persona tiene derecho a esperar su juicio en libertad porque se presupone su inocencia.

-Las excepciones están relacionadas con un peligro de fuga, que pueda obstruir la justicia o que pueda repetir su acción. Quienes tienen esta postura creen que nunca debió considerarse intento de fuga que Chabán se haya refugiado en su estudio la noche de la tragedia y que, por ejemplo, no estaba preparando valijas, no había sacado un pasaje, no se fue a ningún lado. Obviamente, sostienen que Chabán no puede repetir su acción y tampoco obstruir el proceso.

-Por otro lado, su abogado, Pedro D’Attoli, argumenta que Chabán se estaba deteriorando física y psíquicamente, lo que lo ponía en una situación de debilidad ante el juicio oral. “Los demás imputados esperan el proceso en libertad, mientras que mi defendido está en una celda, con la luz prendida durante el día y la noche, lo que constituye una evidente desigualdad ante la ley”, le dijo el letrado a Página/12.

Quienes afirman que la libertad de Chabán no corresponde exhiben otros argumentos:

- Toda persona que afronta una pena tan grande como la de Chabán debe cumplir prisión preventiva porque el propio Código Penal así lo establece en función de que se presume el peligro de fuga. “Y cuanto más se acerca un juicio oral, como en el caso Cromañón, menos razones hay para otorgar la libertad, porque el peligro de una condena es más cercano y el peligro de fuga más grande”, le decía anoche a este diario un magistrado del fuero penal.

- “Chabán no es igual a los otros imputados. Es el principal acusado en el caso Cromañón, entre otras cosas porque existieron dos conatos de incendio en los recitales previos de Callejeros, porque la puerta grande estaba cerrada con candado y había metido en el lugar miles de personas por encima de la capacidad fijada por la habilitación. No se justifica dejarlo en libertad cuando faltan meses para el juicio”, argumentó otro juez del mismo fuero.

Lo concreto es el que lunes, D’Attoli se entrevistará con los doctores Llanos, Maiza y Alveró y allí se fijarán los detalles de la libertad. Tal vez Chabán salga de Marcos Paz antes de lo pensado, aunque anoche sus familiares recién empezaban a buscar un lugar adecuado para alojarlo. En fuentes cercanas al empresario se mencionaba la posibilidad de una chacra o un campo, es decir, un lugar más bien aislado. Los objetivos serían dos:

-Dificultar la realización de manifestaciones hacia allí.

-Facilitar la custodia y la seguridad.

De todas maneras, es el TOC 24 el que marcará el paso. Es seguro que le pondrán una custodia, tanto para garantizar su seguridad como para estar atentos a la posibilidad de una fuga. El texto del fallo de ayer lo señala concretamente: “El Tribunal Oral deberá establecer las medidas que estime convenientes para asegurar la comparecencia de Omar Emir Chabán al juicio oral cuando sea celebrado.”

Los integrantes del TOC 24 vienen realizando las medidas de prueba preparatorias del juicio oral y tienen toda la intención de iniciar el proceso lo antes posible. En agosto, por ejemplo, creían que la primera audiencia del juicio oral podría hacerse en noviembre, pero el caso es muy complejo, con varias querellas y muchos defensores.

Como representantes de los familiares de las víctimas, el TOC 24 admitió cuatro querellas, cuyas cabezas son José Iglesias, Marcelo Parrilli y María del Carmen Verdú, Javier Miglino y Patricio Poplavsky.

Por el lado de los acusados, estarán los defensores de Chabán, los músicos de Callejeros, el manager del grupo, Raúl Villarreal, la mano derecha de Chabán; el ex secretario de Seguridad Juan Carlos López, la ex subsecretaria de Control y Gestión Fabiana Fiszbin, su segunda, Ana María Fernández, y el ex director general de Fiscalización y Control Gustavo Torres. Además, en el banquillo estarán dos policías por el delito de cohecho, es decir que supuestamente cobraban coimas para permitir el ingreso de más personas que las fijadas por la habilitación.

La gran cantidad de víctimas, querellantes y defensores, más la expectativa y la cobertura periodística hacen que no sea fácil encontrar un lugar adecuado para el juicio. El TOC 24 había pensado en la sala del juicio por el atentado contra la AMIA, en los bajos de los tribunales de Comodoro Py. Sin embargo, allí se harán las audiencias de otro juicio de envergadura, el del accidente del avión de LAPA. La otra alternativa está en el Palacio de Tribunales, frente a Plaza Lavalle. La sala más grande es la que corresponde a la Cámara Federal, donde se hizo el juicio a los ex comandantes de la dictadura y también a José Barrita, El Abuelo, y los integrantes de la barrabrava de Boca. La idea es que en otra sala se pongan plasmas para que el juicio sea seguido por los familiares y el periodismo, lo que también sería una forma de evitar incidentes.

Compartir: 

Twitter
 

Los familiares de las víctimas de la tragedia de Cromañón hicieron un nuevo homenaje ayer, al cumplirse 35 meses del incendio.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.