EL PAIS

El post

La carta abierta difundida por más de 700 intelectuales y miembros del ámbito cultural despertó adhesiones, debates y críticas. En el blog El Dotor (eldotor.blogspot.com), Sergio de Piero analizó la intervención a través de ideas de Zygmunt Bauman: “¿Los intelectuales recuperan espacio en el campo político? Durante el gobierno de Alfonsín el grupo Esmeralda encabezado por Juan Carlos Portantiero había ganado un lugar importante junto al círculo más amplio que formaba el Club de Cultura Socialista (no se ve a ninguno de los prominentes de aquel grupo en esta carta y no sólo a Bety). Sobresalieron también los intelectuales que acompañaron a la renovación peronista a través de la revista Unidos. Menem decidió que no necesitaba de más de dos o tres intelectuales mediáticos y que le escribieran algún discurso. A De la Rúa le alcanzaba con Lopérfido. Por eso, esta aparición es tan luego una reconversión de los intelectuales no sólo a intérpretes, sino a consultores de saberes particularistas. No pasaron a ser ahora los intelectuales orgánicos, porque para eso falta un proceso de transformación profundo (...), pero la carta sacude la modorra de los formularios del Conicet, las planillas para la categorización docente y el pago de los incentivos (...) Y lo más curioso de todo: a pesar de las afirmaciones del establishment intelectual argentino, parece que los intelectuales sí se pueden llevar bien con un gobierno peronista”.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared