EL PAíS › LA BANCADA RURAL CONVOCARá A UNA SESIóN ESPECIAL PARA IMPULSAR SU PROYECTO

La oposición no quiere retenciones

Diputados del radicalismo, el macrismo, la Coalición Cívica, el socialismo y el peronismo disidente recibieron a técnicos de las cámaras agropecuarias para avanzar en la redacción de una ley para suprimir derechos de exportación.

 Por Sebastián Premici

La bancada rural de la oposición (que nuclea a diputados de la UCR, PRO, Coalición Cívica, socialismo y peronismo disidente) presentará la próxima semana en una sesión especial un proyecto de ley que buscará quitarle al Poder Ejecutivo la potestad de fijar instrumentos de política económica y eliminar las retenciones al trigo, maíz, girasol, carne y leche y, en menor medida, a la soja. Esta iniciativa coincide con la presión que ejercen las entidades agropecuarias. El objetivo de la oposición es reunir algo más de cien legisladores para “poner a la defensiva” al Frente para la Victoria, por más que no logren el quórum suficiente para aprobar la medida. Diputados que impulsan el proyecto recibieron ayer en el Congreso a técnicos de las entidades ruralistas, quienes abogaron por la eliminación de las retenciones y criticaron los últimos acuerdos impulsados por el oficialismo.

“Las propuestas del Gobierno, reflejadas en las últimas resoluciones, son mezquinas. Por eso hay mucha bronca. El trigo y el maíz no resisten ningún tipo de retenciones. Hay que ir disminuyéndolas parcialmente para eliminarlas por completo y compensar al Estado con otros tributos”, reclamó Daniel Asseff, asesor económico de Coninagro.

Con estos comentarios, la oposición se sintió en su salsa. Y cuando surgieron dudas sobre aspectos técnicos específicos (sobre las alícuotas de las retenciones, cómo segmentar a los productores o fijar nuevos tributos), el puntano Luis Lusquiño marcó la cancha del encuentro. “No pretendemos sacar la mejor ley sino dar un golpe de efecto, un punch. No tenemos que manejarnos con conceptos técnicos sino políticos”, señaló el aliado de los Rodríguez Saá. Por eso, propuso derogar toda limitación a la comercialización de productos agropecuarios, bajar las retenciones y armar una comisión especial para delinear un Plan Federal Agropecuario, todo en un solo proyecto de pocos artículos, sencillo de entender y que cautive a los legisladores para que asistan a la sesión especial.

“Habría que retrotraerse a noviembre de 2007 (con retenciones del 27 por ciento) o bajarlas al 23,5 por ciento”, agregó el puntano. Luego de escuchar atentamente, Asseff señaló: “O como en el `99, donde las retenciones estaban en 3 por ciento”.

En concreto, la denominada bancada rural intentará llegar el próximo martes con un texto que contenga dos artículos fuertes: que se le quite al Estado su facultad de aplicar instrumentos de política económica, y crear una comisión para que se fijen nuevas retenciones. “El éxito de nuestro pedido, por más que no se pueda aprobar, será juntar más de cien legisladores”, reseñó Gribaudo. Por ahora, siguen sin lograr la adhesión de bloques como el del SI, que conduce Eduardo Macaluse, o el de Claudio Lozano.

Así como en la Mesa de Enlace hay internas, en la bancada rural también conviven diferentes intereses, que tienen que ver con los posicionamientos partidarios hacia las elecciones de octubre. “Tenemos que ver qué decimos hacia afuera, para dar la idea de unidad”, llegó a escucharse en boca del radical Carlos Urlich (Chaco). Otro correligionario, Eduardo Kenny (La Pampa), indicó que el momento de hablar de la segmentación “ya había pasado”.

“Hay que hablar de la rentabilidad, bajar las retenciones todo lo que haga falta, pensando en la rentabilidad, por más que terminemos defendiendo a los grandes productores, que en definitiva son los que más invierten en el país”, indicó Kenny.

El proyecto de retenciones que maneja Carlos Reutemann es el que más se acerca a la defensa de los grandes productores, y es el que fue discutido la semana pasada por la bancada rural. La iniciativa del Lole fija retenciones del 24 por ciento para el que produce 1000 toneladas de soja y 26 por ciento para quien produce 100.000 toneladas. “Tenemos que dejar de discursearnos. ¿Queremos defender a los pequeños productores o no?”, retrucó el socialista Lisandro Viale, quien más se acercó con sus comentarios a la pretensión de la Federación Agraria.

La oposición expresó ante los técnicos de las entidades agropecuarias que su objetivo es desgastar al Gobierno. “Tenemos que poner al FPV a la defensiva. Lo vamos a conseguir usando la fuerza del campo”, reflexionó el puntano Lusquiño, pidiendo a los ruralistas que no tomaran a mal sus palabras. Los técnicos –Silvio Corti de Federación Agraria, Daniel Asseff de Coninagro y Ernesto Ambrosetti de la Sociedad Rural, entre otros– aceptaron la estrategia opositora.


Cobos no se queda atrás

El vicepresidente, Julio Cobos, volvió a defender una rebaja en las retenciones a la producción agropecuaria, al mismo tiempo que admitió que el país pasará por “una situación fiscal comprometida”. El funcionario hizo estas declaraciones al término de una reunión con el gobernador de Mendoza, Celso Jaque, junto a otros ex gobernadores de la provincia. “Pasaremos por una situación fiscal comprometida, pero hay que generar expectativas para el crecimiento. Hay que ver si una disminución del valor de las retenciones no incentiva más la economía y produce efectos positivos para el campo y la recaudación fiscal, así como el tema de maquinarias”, reflexionó Cobos. El vicepresidente agregó que “el que cambió fue Kirchner y no yo”, en relación con el distanciamiento con la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y el titular del PJ, Néstor Kirchner.

Compartir: 

Twitter
 

Felipe Solá es uno de los referentes de la autodenominada bancada rural.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.