EL PAíS › CFK PLANTEARA EN EL G-20 LA CREACION DE UN NUEVO ORGANISMO INTERNACIONAL

El eje en la “economía real”

La Presidenta participó anoche de la “cena de trabajo” que marcó el inicio formal de la cumbre. El fortalecimiento de las políticas destinadas a resguardar el empleo será otro planteo de la Argentina, que con Brasil impulsó que la OIT forme parte de la cumbre.

 Por Fernando Cibeira

Desde Pittsburgh

La presidenta Cristina Kirchner planteará hoy durante la tercera reunión del G-20 que se cree un nuevo organismo internacional que apunte a fomentar el desarrollo de las economías. La línea argumental de la Presidenta será que no se debe concluir que la actual crisis es sólo financiera, sino que es más amplia, que marca el nacimiento de una nueva época, porque el mundo ya no volverá a ser como se lo conocía antes de la debacle. El Fondo Monetario Internacional, según su criterio, debe quedar reducido a funciones de auditoría, mientras que el nuevo organismo se ocuparía de lo que denomina “la economía real”. La Presidenta participó anoche de la “cena de trabajo” que marcó el inicio formal de la cumbre. El anfitrión, Barack Obama, recibió a los presidentes en la puerta del salón junto a su mujer Michelle.

La Presidenta ya adelantó su posición en los encuentros que mantuvo ayer. Primero, todavía en Nueva York, con el jefe de gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente mexicano, Felipe Calderón. Luego, en su primera actividad en Pittsburgh, con el secretario de la Confederación Internacional Sindical, Guy Ryder. Una de los ejemplos que colocaban en la comitiva argentina para explicar que la crisis no era sólo financiera era justamente el de España. “Tiene los bancos más grandes y más sólidos y, sin embargo, ahora es el país con más desempleo”, mencionaban.

El nuevo organismo que imagina Cristina Kirchner debe apuntar a políticas activas, sobre todo en los países en vías de desarrollo, que son los que pintan para convertirse en los nuevos impulsores del crecimiento mundial. En los papeles, esa función debería cumplirla el Banco Mundial pero –teniendo en cuenta la opinión del Nobel de Economía Joseph Stiglitz, con quien se reunió el domingo pasado– consideran evidente que los organismos financieros internacionales, en manos de los mismos técnicos de siempre, no podrán reformularse para esta nueva época.

El fortalecimiento de las políticas destinadas a resguardar el empleo será otra propuesta de Cristina Kirchner, quien junto con Brasil impulsó que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) forme parte de la cumbre de hoy. La OIT plantea números escalofriantes. Asegura que con la crisis se perdieron entre 20 y 30 millones de empleos, por lo que le parece chiste que algunos sectores financieros ya hablen de una crisis superada. Según los estudios de la OIT, gracias a las medidas de estímulo tomadas por los países desarrollados como respuesta a la debacle se salvaron entre 7 y 11 millones de trabajos. “Esto comprende el verdadero problema, que es el desempleo, que genera no solamente pérdida para el trabajador, sino también de pérdida para la economía porque afecta el nivel de demanda”, concluyó la Presidenta.

Ayer, los negociadores de cada país terminaban de discutir el documento final de la cumbre del G-20 que sesionará hoy. Allí, algunas de las demandas que vienen planteando Argentina, Brasil y México serán atendidas, como la de prometer una reforma de los organismos financieros internacionales de manera que los países en desarrollo tengan una mayor cuota de poder que la que manejan en la actualidad. Curiosamente, el director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, quedó alojado en el mismo hotel que la Presidenta y sus ministros. Aunque ayer entró y salió varias veces, Strauss-Kahn no se cruzó con ningún funcionario argentino.

También se aprobarán regulaciones para bancos y consultoras de riesgo. Lo de los bancos fue motivo de una amarga reflexión de parte de Rodríguez Zapatero en el encuentro de la mañana. “Cuando los principales bancos eran norteamericanos o ingleses nadie se preocupaba. Ahora que los bancos más fuertes son españoles, todos quieren ponerles límites”, se habría quejado.

Un motivo de alegría en la delegación argentina era que el documento estableciera al G-20 –que va por su tercera cumbre consecutiva desde noviembre pasado– como un organismo permanente para resolver problemas económicos mundiales. Pese a que había países que alentaban una vuelta al más reducido formato del G-14, el G-20 dejará confirmadas dos nuevas cumbres para el año que viene.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su mujer reciben a CFK ayer por la noche.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.