EL PAíS › HUGO CHáVEZ ADVIRTIó SOBRE UNA CAMPAñA EN CONTRA SUYA Y DE CFK

“Nos tratan de pulverizar”

Minutos antes de abordar el avión que ayer lo transportaría de regreso a Caracas tras los festejos del Bicentenario, el mandatario venezolano Hugo Chávez denunció que tanto él como la presidenta Cristina Fernández de Kirchner son víctimas de una “campaña salvaje” por parte de “casi toda la prensa de la derecha argentina”. “Dejan de lado lo esencial”, se lamentó el bolivariano, al subrayar el nivel de integración entre Venezuela y la Argentina, y se rehusó a responder acerca del escándalo en torno de la valija con 800 mil dólares transportada por Guido Antonini Wilson y la denuncia por supuestas coimas que empresarios argentinos debían pagar para comerciar con Venezuela. Es “un agente de la CIA”, reiteró el mandatario acerca del valijero Wilson, al tiempo que calificó el episodio como “excremento”. “Vimos una revolución de patriotismo”, fue la conclusión de Chávez sobre las celebraciones de las que participó junto a otros jefes de Estado en Buenos Aires.

Casi al pie del avión, Chávez concedió una entrevista casi monologada al periodista Jorge Rial en el programa que conduce en Radio La Red. Con su habitual verborragia, el venezolano comenzó reflexionando sobre la frase del ex presidente Juan Domingo Perón que advertía que “el año 2000 nos encontrará unidos o dominados”. “Uniéndonos y liberándonos”, fue la respuesta de Chávez al evaluar la situación en la que se encuentran los países de la región. “No estamos unidos todavía, pero comenzamos el proceso”, indicó el mandatario para luego señalar a las “burguesías apátridas” como las responsables de intentar evitar esa integración.

Chávez aprovechó la ocasión para fustigar a algunos medios de comunicación que le “dan duro” e incluyó en la lista a la “gran prensa de la derecha colombiana, que es casi toda”, la chilena, la mexicana, la paraguaya, la uruguaya, y sólo rescató a parte de la brasileña. A su vez, el mandatario denunció una “campaña salvaje” en su contra por parte de “casi toda la prensa de la derecha argentina”, a la que acusó de la demonización de su figura, y consideró además que lo mismo le sucede a Cristina Fernández. En ese sentido, el bolivariano desestimó que ambos mandatarios mantengan “un pleito con los medios” o que éstos sean “el enemigo a vencer”. En su lugar, sostuvo que los que son “manejados por las derechas apátridas” tienen “una pelea con la verdad, y nosotros defendemos la verdad”, afirmó.

Antes de finalizar su visita relámpago a Buenos Aires, el titular del Ejecutivo venezolano insistió en que desde un sector del periodismo “nos tratan de pulverizar”, y en su embestida, Chávez equiparó a los medios “de la burguesía” que apoyaron a dictaduras militares y a gobiernos neoliberales en Argentina con los que, a su criterio, hicieron lo mismo en Caracas. A su juicio, los medios que responden a esos intereses sectarios “están tratando de impedir” que todos los países latinoamericanos se unan, “haciéndoles el juego a los intereses del imperio yanqui para seguir dominándonos”.

Cuando la conversación giró en torno del episodio en el que fue decomisada una valija con 800 mil dólares transportados por el empresario venezolano Antonini Wilson, el 4 de agosto de 2007, Chávez rehusó seguir contestando. “Te quiero hablar de la grandeza de la relación entre Argentina y Venezuela y tú sigues insistiendo en el excremento”, contestó el mandatario ante el requerimiento periodístico. En ese sentido, enumeró los acuerdos de integración entre ambos países en materia energética, financiera y alimentaria, y se lamentó de que el periodismo local “deje de lado lo esencial”. “Ustedes siguen hablando de la maldita maleta, del gordo Antonini, que es un agente de la CIA, compadre”, exclamó Chávez, que en ese momento amagó con dar por terminada la entrevista.

“Yo te llamo a la reflexión, (para ver) si ustedes pueden mirar lo esencial, pero no es mi decisión”, desafió el bolivariano antes de considerar que las versiones que lo vinculan con el dinero transportado en el avión en el que viajaba una delegación de empresarios de la petrolera estatal venezolana y funcionarios argentinos son una “infamia”.

Lo mismo sostuvo acerca de la denuncia sobre supuestas coimas que empresarios locales debían abonar para lograr entablar relaciones comerciales en Venezuela, a las que calificó como “una respuesta de la oligarquía” a los acuerdos de cooperación llevados adelante entre ambos países. “Yo ando con maletas llenas de amor”, se diferenció.

El único mandatario que finalmente participó en la cena ofrecida por la Presidenta en la Casa Rosada con motivo de los festejos del Bicentenario también recordó el momento en el que conoció al ex presidente Néstor Kirchner en una visita protocolar, y cómo el actual diputado le pidió consejo en el momento en que el país atravesaba una crisis por el abastecimiento de combustible. “A la Argentina la tenían maniatada y había que ayudar a que se liberara”, evocó el venezolano acerca de los inicios de la relación bilateral.

Chávez tampoco omitió referirse a los festejos del Bicentenario, al considerar que el martes fue testigo de “una revolución de patriotismo” expresada por la multitudinaria adhesión a la celebración. Algo similar publicó en su cuenta personal de Twitter, ayer temprano, antes de partir de regreso a Venezuela. “¡Que viva Argentina!”, concluyó antes de embarcar.

Compartir: 

Twitter
 

Chávez destacó la integración entre Argentina y Venezuela.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.