EL PAíS › EL OFICIALISMO DESTACó QUE LA CORTE SUPREMA RATIFICARA LA VIGENCIA DE LA LEY DE MEDIOS

El Gobierno lo tomó con optimismo y cautela

Temprano, en el oficialismo salieron a criticar el fallo. Luego prevaleció la opinión de que la decisión también favorecía al Gobierno porque ratificaba la vigencia de la ley y limitaba las medidas cautelares.

“Ratificó que la ley está vigente.” “Sigue sin definir la cuestión de fondo.” “Limitó las cautelares.” “Fue a contramano de la desmonopolización.” Las interpretaciones del Gobierno sobre el dictamen de la Corte Suprema por la ley de medios audiovisuales brotaron como hongos después de la lluvia, pero fueron de todo menos parejas. Sus principales voceros alternaron entre el optimismo y las críticas al máximo tribunal, aunque en el ex Comfer primó la cautela: “Ahora sólo queda esperar”, admitió una fuente del organismo.

Uno de los primeros en pronunciarse fue el vicejefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, quien celebró que la Corte ratificara “la vigencia de la ley”. En sintonía con lo que luego diría Néstor Kirchner, el funcionario explicó que en su dictamen el tribunal “le puso un límite al uso de las medidas cautelares para evadir” la 26.522 y copió un argumento que recibió vía Twitter: “Sólo se mantuvo la cautelar de un juez sobre el plazo de aplicación de un artículo para un caso particular”, sostuvo.

“Quien dice que la ley está suspendida miente alevosamente. La Corte ya dijo que está plenamente vigente y le advirtió a los jueces que no estén legislando con amparos”, aseguró, en tanto, el subsecretario de la Presidencia, Gustavo López, especialista en la materia. De acuerdo con el radical K, “a Clarín se le aplica toda la ley menos el artículo 161. No es que el Grupo Clarín no quiera que se aplique sólo ese artículo, sino toda la ley”. “Acá hay una lucha de fondo de quién gobierna en la Argentina, si el Estado o las grandes corporaciones”, agregó.

El diputado Ariel Basteiro fue más crítico con el fallo. “La Corte ratificó la medida cautelar, pero sigue sin definir la cuestión de fondo”, se quejó. Un reparo similar tuvo el presidente del Frente Grande y funcionario de la Cancillería, Eduardo Sigal, que opinó que la suspensión del artículo 161 para Clarín va “a contramano de la desmonopolización de los medios de comunicación”. La reacción del dirigente del gremio de judiciales, Julio Piumato, fue menos formal. “Esta Corte-Magnetto decidió estar del lado de los monopolios, nadie la obligó –escribió en su cuenta de Twitter–. Hay una Justicia para el pueblo y otra para los poderosos.”

Mientras tanto, los representantes de la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) que comanda Gabriel Mariotto eligieron el silencio. El único que se expresó of the record fue el coordinador general del organismo, Néstor Piccone, quien se limitó a expresar: “Me atengo a lo que dijo Néstor (Kirchner)”.

Por lo bajo, los funcionarios de Afsca se alejaron del optimismo del ex presidente. “La Corte dijo que no trata cautelares. En ese sentido, fue un recurso nuestro que no prosperó”, evaluó uno de los consultados. “Ahora todo se reduce a un tema de tiempos. Lo positivo es que la Corte abrió la posibilidad de que los plazos (de las medidas cautelares) sean concretos, habilitando incluso la chance de que el Estado fuerce una definición temporal”, agregó la fuente, que resumió mediante una fórmula la sentencia de ayer: “Le da la cautelar (a Clarín), pero la acota”.

Otra integrante del Afsca que sigue de cerca la batalla judicial prefirió esquivar la polémica. “El problema de Clarín no es el (artículo) 161 ni tampoco es la nueva ley: el problema es que los derechos que alegan no son tales.” ¿Cuál es esta cuestión, que iría más allá del dictamen? “Magnetto tiene seis licencias en Capital, cinco en Mar del Plata... esto viola la nueva norma tanto como la vieja. Es decir que están dando pelea en la Justicia por derechos que aún no tienen consolidados”, reveló.

En ese sentido, la fuente dijo que lo que consiguió ayer el grupo de medios fue ganar algo más de tiempo. “Lo cual no es poco”, aclaró. “En el grupo monopólico están esperando llegar al cambio de gobierno, pero la cautelar está desde diciembre de 2009. Tarde o temprano va a salir el fallo, y lo van a perder”, se ilusionó. En Afsca se sorprendieron porque, en un dictamen que casi todos anticipaban como desfavorable, apareció un pedido de mayor celeridad a los jueces.

Compartir: 

Twitter

Cristina Kirchner se reunió en Alemania con el ministro de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, y no habló del fallo de la Corte.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.