EL PAíS

La psiquiatra de la apropiadora

 Por Alejandra Dandan

El juicio por el plan sistemático de apropiación de bebés tiene entre los acusados a una mujer, Susana Colombo, la apropiadora de Francisco Madariaga Quintela. Colombo, ex esposa del represor Víctor Alejandro Gallo, declaró apenas comenzó a ser juzgada e inscribió la relación con su ex marido en las formas de lo perverso. Colombo nunca le dijo a Francisco que no era hijo biológico y menos que era hijo de desaparecidos. Pese a eso lo acompañó a Abuelas de Plaza de Mayo cuando él empezó a hacerle las primeras preguntas. El camino puso en movimiento un proceso de protección para ambos. Ella consiguió mecanismos para formalizar una distancia con Gallo e intentar detener una relación marcada por la violencia. En el debate ya declararon peritos de las querellas y una perito oficial. Intentaron dar cuenta de la responsabilidad de Colombo en los hechos. Ayer declaró la psicóloga Mirta Elena Vago como perito de parte y su psiquiatra. Describió a Colombo con un cuadro de inmadurez, dependencia, inestabilidad emocional, un Yo débil y frágil, con una situación familiar traumática desde los primeros años de vida. La psiquiatra dijo que Colombo había sido una hija no deseada, y que ese es el modo en el que ella sigue construyendo y leyendo su biografía. La presidenta del Tribunal, María del Carmen Roqueta, le preguntó qué significó para la vida de Colombo la llegada de Francisco. La psiquiatra dijo que Francisco había sido un niño “impuesto”, una respuesta que parecía destinada a subrayar la responsabilidad del marido y aliviar la de Colombo. La jueza insistió hasta que, en un momento, la psiquiatra dijo, como a tientas: Francisco no fue un niño deseado.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • La psiquiatra de la apropiadora
    Por Alejandra Dandan
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.