EL PAíS

El caso que inició la demanda

 Por Pedro Lipcovich

“Mi marido falleció en 2006 de cáncer de páncreas con metástasis en pulmón. Había sido fumador durante cuarenta años y la incidencia de esto en su enfermedad está documentada en la historia clínica –recuerda Emma Mendoza, que inició demanda contra las tabacaleras Nobleza Piccardo y Massalin Particulares–. Yo también fumaba. Su muerte me llevó a pensar en hacer algo, lo hablé bastante con Pedro Mollura (apoderado de la Asociación Argentina de Derecho de Daños) y era justo lo que se necesitaba para una demanda colectiva: un damnificado que sea el iniciador de la acción. Yo pertenezco a una generación para la que fumar era glamoroso, fashion. Recuerdo aquella publicidad con Claudia Sánchez, el Nono Pugliese, recorrían el mundo fumando, todo era muy lindo y ni siquiera estaba el cartelito de ‘Perjudicial para la salud’. Ahora se avanzó algo en la prevención.”

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.