EL PAíS

Hombres mirando al Sudeste

 Por Horacio Verbitsky

Armella es parte de una telaraña de relaciones políticas del justicialismo bonaerense tejida durante los ocho años de la gobernación de Eduardo Duhalde y que hoy se recuesta sobre Daniel Scioli, aunque conserva algunos hilos en el kirchnerismo. Como secretaria del juzgado federal de Quilmes, Armella designó a Karina Lombardo, esposa del intendente de entonces, Sergio Villordo, quien fue el sucesor de Aníbal Fernández al frente del justicialismo quilmeño. A la jura de la secretaria concurrieron Mussi, el abogado de la policía bonaerense Luis Genoud (hombre fuerte del sur del conurbano que ocupa un asiento en la Suprema Corte provincial) y la procuradora general de la provincia, María del Carmen Falbo. A su vez, Mussi tiene como representante bonaerense en el directorio de Acumar a Jimena Camaño, hija de otro ex intendente de Quilmes, Eduardo Camaño, el secretario general del gabinete de Scioli y entusiasta orador antikirchnerista en los actos del grupo Juan Domingo. La protectora de Armella es Falbo, quien lo conoció en la infancia, cuando ella enseñaba y él estudiaba en la Ranelagh Comunity School. Falbo lo convirtió en uno de los fiscales más jóvenes de la provincia y lo sostuvo en un escandaloso episodio contra tres colegas de San Martín. Los fiscales Edgardo Ledesma, Luis María Chichizola y Fernando Domínguez habían investigado un caso de corrupción que incluso llevó a la cárcel por unos días al intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino. Armella inició una causa paralela a la de San Martín y terminó acusando a los empresarios denunciantes, por lo que se ganó el mote de Armelá. Se cruzaron entonces entre los fiscales sumarios, denuncias penales y solicitudes de juicio político, que no prosperaron. Falbo lo respaldó, desplazando de la causa a los otros fiscales y relegando a Domínguez a una fiscalía de primera instancia que investiga accidentes de tránsito. Cariglino es el único personaje de esta saga que aún sigue en el duhaldismo residual, aunque hace tres meses lanzó un Frente de Unidad Peronista con Francisco De Narváez, Graciela Camaño y Gerónimo Venegas, que aspira a encolumnarse con Scioli, quien, por ahora, los elude.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.