EL PAíS

El caso de Víctor Jara

La serie Manos unidas tiene también un capítulo dedicado a las manos de Víctor Jara, el autor de “Te recuerdo Amanda”. Roly Santos reconstruyó la historia de la detención del cantante popular, enseguida después del golpe de Augusto Pinochet. Los carabineros y soldados entraron a la universidad y se llevaron a todo un grupo hasta el Estadio Chile, no el Estadio Nacional. Un carabinero reconoció a Jara y por ello lo apartaron para torturarlo. En el documental se puede escuchar el relato de varios testigos, en especial de Boris Navia, que intenta salvar el último poema escrito por Jara, llamado “Somos cinco mil”. Navia es descubierto tratando de sacar el poema, pero había hecho una copia que llegó a la Argentina a través de un médico. Eso permitió el rescate de aquella última composición.

En el relato se cuenta que resuelven desgarrarle las manos con la consigna: “No vas a tocar más la guitarra ni vas a difundir esa mierda comunista”. En diciembre pasado, después de 40 años, la Justicia chilena emitió ocho órdenes de captura por el homicidio de Víctor Jara. En especial fueron imputados dos oficiales, Hugo Sánchez Marmonti y Pedro Barrientos Núñez. Este último, a quien llamaban El Príncipe, sería el autor material del homicidio, y vive desde hace años en Estados Unidos. A Víctor Jara lo asesinaron ejecutándolo y haciendo participar de la ejecución a soldados y oficiales. Lo tiraron después en un descampado. Tenía 45 tiros y las manos destrozadas.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.