EL PAíS

Gleyzer, Conti y Oesterheld

Centenares de personas, entre detenidos-desaparecidos y sobrevivientes, pasaron por el centro clandestino de detención y tortura El Vesubio durante la última dictadura, que funcionaba bajo el comando del Primer Cuerpo de Ejército que regenteaba el genocida ex general Carlos Guillermo Suárez Mason, quien visitaba periódicamente el campo de concentración. De acuerdo con los testimonios de los sobrevivientes, primero ante la Comisión Nacional sobre Desapación de Personas (Conadep) y luego ante la Justicia, allí llegaron secuestrados para ser torturados, entre muchos otros los detenidos-desaparecidos Héctor Oesterheld (escritor y autor de El Eternauta), Haroldo Conti (escritor y docente), Raymundo Gleyzer (cineasta), Jorge Fernando Di Pascuale (dirigente sindical de la Asociación Empleados de Farmacia), Marta Taboada de Dillon (docente y abogada) y Elisabeth Kaesemann (socialógo de nacionalidad alemana). Su siniestro funcionamiento –en la localidad de La Tablada del partido de La Matanza, cerca del cruce estratégico de la autopista Riccheri y el Camino de Cintura– habría comenzado antes del golpe de Estado del 24 de marzo 1976, cuando la banda paramilitar Triple A (Alianza Anticomunista Argentina) asesinaba a luchadores sociales, gremiales y políticos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.