EL PAIS › CFK DENUNCIO ANTE LA JUSTICIA AL JUEZ Y A LA DIPUTADA

Contra Bonadio y Stolbizer

La ex presidenta los acusó por violación de secreto, abuso de autoridad y falsa denuncia, por haber forzado una imputación en su contra a partir de información tergiversada proveniente de un allanamiento ordenado por Bonadio.

 Por Irina Hauser

Cristina Fernández de Kirchner pasó ayer bastante más tiempo en la fiscalía de Gerardo Pollicita que en el juzgado de Claudio Bonadio, a quien denunció en combo con Margarita Stolbizer por violación de secreto, abuso de autoridad y falsa denuncia. La ex presidenta se apoltronó frente al escritorio del fiscal y acusó a la diputada de GEN de haber forzado una imputación judicial trucha basada en información tergiversada sobre su patrimonio que había sido obtenida el jueves pasado en un allanamiento ordenado por Bonadio en las oficinas de su contador en Río Gallegos, en el expediente conocido como “Los Sauces”. “Evidentemente”, dijo CFK al salir de tribunales, “se trata de de un caso de tráfico de información, documentación y connivencia entre el juez y la denunciante”. Describió a Stolbizer como “mala y burra”. La diputada afirmó que CFK “no puede demostrar la legalidad del origen de su patrimonio” y negó contacto con Bonadio.

En un escrito que difundió por las redes sociales, que refleja su argumentación ante Pollicita, la ex presidenta hizo una descripción nítida: “Bonadio, en un escandaloso tráfico de información, le entregó a Stolbizer un cuadro de tenencias monetarias que fuera sustraído en uno de los allanamientos que realizó en las oficinas de nuestro contador”. Bonadio había ordenado esos procedimientos en una causa también iniciada por la diputada del GEN sobre la sociedad Los Sauces, de la familia Kirchner, que se dedica al alquiler de inmuebles. Según la defensa de CFK, Los Sauces ya era investigada en el famoso expediente “Hotesur”, el nombre de otra sociedad que también alquila inmuebles. Pero Bonadio fue desplazado por la Cámara Federal de esa investigación, por manejos irregulares, entonces la de Los Sauces se convirtió en su atajo para seguir hurgando en los bienes de CFK y su familia.

Con datos que según la ex mandataria sólo tenían su contador y luego Bonadio, Stolbizer hizo una denuncia anteayer, donde la acusaba de ocultar dinero sin declarar en cajas de seguridad. Stolbizer llevó la denuncia a Pollicita y el juez Julián Ercolini, que tienen a su cargo un expediente cada vez más grande sobre Hotesur y el patrimonio los Kirchner. Por eso, CFK decidió hacer ahí mismo la denuncia contra la diputada, la abogada que la representa, Silvina Martínez, y Bonadio.

La presentación de Stolbizer hablaba de dos cajas de seguridad con un total de 5 millones de dólares y le atribuía a Florencia Kirchner una cuenta con otro millón. Señalaba que los Kirchner habían cancelado plazos fijos denunciados por ella pero nunca investigados y que hubo “movimientos sospechosos en las cuentas bancarias y cajas de seguridad”. En otra caja, decía, hay 65.995.660 pesos. Agregaba que ya había señalado una diferencia entre el monto de la sucesión de Néstor Kirchner y lo declarado por Cristina. “Si la señora Stolbizer hubiera leído detenidamente esa planilla, obtenida por ella en forma ilegal, no hubiera sumado dos veces la cantidad de dinero en efectivo que se detalla en la caja de seguridad bancaria. Sólo bastaba con dividir la suma de 65.995.600 pesos, que constituían los plazos fijos de la familia en moneda nacional, por el tipo de cambio utilizado en ese cuadro informativo (14,15 pesos) para llegar a la suma de 4.664.000 dólares, que son los que se encuentran efectivamente en la caja de seguridad bancaria”, precisó el texto difundido. Puntualizó, además, que les cedió el 50 por ciento de la sucesión a sus hijos.

“Si a la maldad se le suma ignorancia el cóctel es peligroso”, ironizó la ex presidenta. Stolbizer respondió por Twitter: “Seguro no sé todo lo que me gustaría y otros/as saben. Pero seguro algo no soy: amiga de lo ajeno”.

Luego CFK explicó que aquel es el dinero que tenía en plazo fijo en pesos en el Banco Galicia y que decidió cambiar por dólares en los primeros meses del gobierno de Mauricio Macri, en el mismo banco, ante la incertidumbre sobre el rumbo económico. Por eso mismo, y como nadie sabe “si no terminamos en un situación de corralito”, además de dolarizar prefiere utilizar “cajas de seguridad bancarias”. “La tenencia de moneda extranjera no es sólo legítima y legal sino que se halla plenamente justificada”, afirmó la ex presidenta. “Mal se podría hablar de ocultamiento cuando las operaciones están transparentadas en el sistema financiero de nuestro país”, completó, en una alusión elíptica a quienes tienen cuentas y sociedades en el exterior. CFK dijo que pesificó sus plazos fijos en 2012 y que finalmente, volvió a dolarizar ahora y con la devaluación actual perdió dinero: porque pasó de tener 7,6 millones de dólares a tener 5,6 millones. También afirmó que es “falaz, mentirosa y maliciosa la expresión de que la familia Kirchner tiene 10.029.411 de dólares sin declarar”.

En un tramo hace una pintura de lo que considera un “modus operandi”: “Bonadio secuestra documentación en una causa (...) inventada por la propia Stolbizer y se la entrega en forma ilegal. La Sra. Stolbizer tergiversa y falsea maliciosamente el contenido de la misma, en una nueva operación mediática y posteriormente realiza una ‘nueva denuncia’, que dará lugar a otra nueva ‘causa judicial’, constituyendo un círculo sin fin que se retroalimenta y mantiene titulares de diarios y procedimientos judiciales cinematográficos en forma permanente”.

“No hay ningún ocultamiento de bienes”, insistió. Y desafió a que quienes tengan cajas de seguridad bancarias estén “obligados a acreditar la legalidad y legitimidad de sus contenidos”. Ofreció el testimonio de su contador, Víctor Manzanares, y la presentación de toda la documentación necesaria, y pidió ser querellante. “Lo sucedido, además de un verdadero escándalo y una muestra palmaria de judicialización de la política (que busca –acota– que no se hable del tarifazo), se constituye en el modus operandi de esta auténtica asociación ilícita ente Bonadio, Stolbizer y Martínez” y cuenta que la legisladora y su abogada también están “denunciadas por tráfico de información en la AFIP”.

Bonadio ya tiene otra denuncia de CFK –a cargo de Sergio Torres– por hacer el visto bueno para que el actual Gobierno pagara los contratos de dólar futuro pese a decir que eran ruinosos. Habrá que ver a quién le toca esta nueva causa y si se anima a avanzar.

Compartir: 

Twitter
 

Ante los tribunales de Comodoro Py se reunieron grupos de personas en apoyo a CFK.
Imagen: Bernardino Avila
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.