EL PAíS › FAMILIARES DE LAS VICTIMAS APOYAN EL DESPLAZAMIENTO

Pocos amigos para Su Señoría

Por R. K.

La casi totalidad de los familiares de las víctimas del atentado respaldaron ayer el pedido de juicio político a Claudio Bonadío. Memoria Activa y la agrupación Familiares realizaron furibundas críticas a la actuación de Bonadío y dieron su apoyo al reclamo de la Unidad Amia del Ministerio de Justicia para que el juez sea apartado del cargo por no investigar las irregularidades del expediente del atentado.
Diana Malamud, dirigente de Memoria Activa, sostuvo que “Bonadío no hizo absolutamente nada en todos estos años. Se demostró que tuvo una estrecha relación con Carlos Corach, debió apartarse por parcialidad y sin embargo no lo hizo. Su inactividad fue total, teniendo en cuenta que no tenía que investigar quién cometió el atentado, sino el comportamiento de Galeano. Por todos lados aparecieron pruebas contra el juez, pero Bonadío no hizo más que trabar, impedir, paralizar. No tuvo la menor seriedad. Si los jueces no están para investigar, la Justicia no sirve de nada para el ciudadano común. Estamos hartos de la incapacidad, de la defensa mutua que se realiza en algunos integrantes de la corporación judicial. De esto salimos perjudicados, sin justicia, los ciudadanos. Esta es la forma con la que se pretende consagrar la impunidad de los que, a su vez, permitieron que la masacre de la AMIA quede impune”.
Jorge Burstein, de la agrupación Familiares, también apoyó el juicio político a Bonadío. “Estamos totalmente de acuerdo. Bonadío fue funcional a Galeano y hoy Galeano es todavía juez porque Bonadío no hizo nada. O mejor dicho, lo único que hizo fue cubrirlo. Durante años Galeano ocultó la increíble maniobra del pago ilegal a Carlos Telleldín. Eso nos causó un daño irreparable. Y sin embargo, una vez que todo salió a la luz, Bonadío no avanza, se demora, empantana todo. Hace rato que Corach y Anzorreguy debieron ser llamados a indagatoria, pero el juez no toma la medida y hasta el fiscal Carlos Cearras ha jugado un papel de observador, sin pelear como corresponde. Estamos muy doloridos. Todo se demora. Asistimos a siete sesiones del Consejo de la Magistratura en las que Galeano dilató y dilató. Vimos las ausencias injustificadas de los integrantes del Consejo a las sesiones. Es una vergüenza. Nos preocupa que la investigación del propio atentado, con las últimas pistas que han surgido, tampoco avanza. El juez Canicoba Corral se demora, el armado de la fiscalía especial a cargo de Alberto Nisman también se demora, al punto que todavía no tiene un lugar para funcionar. De una vez por todas hay que terminar con esta parálisis y por eso nos parece muy bien que se avance en la destitución de Bonadío. El no jugó el partido de la Justicia, sino el de tapar las cosas que hizo Galeano.”

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.