EL PAíS › LIGADO CON LA REPRESION, RENUNCIO UN HOMBRE DE JUEZ

Un espía perdió la máscara

Era el director de Espectáculos Públicos de Córdoba. Admitió su paso por la D2, un centro de detención de la policía local.

 Por Camilo Ratti
Desde Córdoba

Oscar Cuassolo, director de Espectáculos Públicos de la Municipalidad de Córdoba, renunció ayer a su cargo después de que se conociera su participación en la D2 de Inteligencia de la Policía de Córdoba durante la última dictadura. Aunque el funcionario se defendió diciendo que trabajó en el “área cultural”, un memorándum de la policía de octubre del ’74 solicita su traslado desde el departamento de Tránsito al denominado Grupo Facultad, “que necesita la infiltración de un empleado en la faz estudiantil”.
El intendente de Córdoba, Luis Juez, le aceptó inmediatamente la renuncia, pero atribuyó la revelación a una “mugrienta” campaña política. Contraatacó con un escrito que presentó ante la jueza federal Cristina Garzón de Lascano, en el cual solicita que se investigue el caso pero también que se abran los archivos policiales y se le pida al gobernador José Manuel de la Sota que haga públicos los legajos de los policías que actuaron en la D2 de aquellos años.
Un memorándum del 25 de octubre de 1974, remitido por el entonces jefe de la D2, Ernesto Ledesma al titular del Departamento Personal de la Policía de Córdoba, solicitaba el traslado de Oscar Cuassolo desde Tránsito al grupo Facultad “por tratarse de un estudiante y que este departamento necesita la infiltración de un empleado en la faz estudiantil”. Por si no fuera suficiente prueba, el documento agregaba: “molesto para que el traslado se haga en forma inmediata, más aún teniendo conocimiento de que en el destino actual (de Cuassolo, la Dirección de Tránsito Policial) le ha obligado a uniformarse y conforme a las tareas que va a ser designado bajo ningún punto de vista puede ser reconocido como policía”.
La información fue dada a conocer el martes a la tarde por el periodista de Cadena 3 Gustavo Bastos, quien ubicó al ahora ex funcionario municipal en el grupo operativo de la D2, organismo en el cual trabajó desde octubre del ‘74 hasta el mismo mes del año ’82.
Ante el revuelo que causó la noticia, Cuassolo intentó defenderse reconociendo que había formado parte de aquella estructura policial, pero que lo había hecho “en el área cultural”. Lo que ocurre es que dicha “área” se denominaba Grupo Facultad e integraba junto al Grupo Calle y Grupo Fábrica lo que fue la Brigada de Informaciones, “encargada de realizar los secuestros, las torturas y las desapariciones que decidía el Centro Operativo Táctico (COT), que era el organismo que diagramaba y decidía” las acciones dentro de la D2, contó a Página/12 el periodista Mariano Saravia, autor de un reciente libro sobre el accionar de la policía cordobesa y específicamente de este organismo.
La D2 fue parte integrante del Comando Libertadores de América, el grupo parapolicial que desde 1974 y durante todo 1975 se dedicó a secuestrar y asesinar militantes políticos y que pasó a formar parte de la “comunidad informativa” después del golpe del ’76, cuando Luciano Benjamín Menéndez llegó al Comando del Tercer Cuerpo de Ejército. Mientras duró la dictadura, la D2 y el resto de los organismos de Inteligencia de las fuerzas de seguridad se reunían una vez al mes en el Destacamento 141 e intercambiaban información sobre organizaciones guerrilleras, partidos políticos, sindicatos y organizaciones barriales.
“Aunque está comprobado que Cuassolo formó parte de la D2, no hay denuncias que lo involucren como secuestrador ni torturador. Pero sí hay testimonios de torturadores de ese organismo policial que lo ubican como parte de su equipo”, aseguró a este diario una fuente de la Justicia federal con acceso a las causas sobre violaciones a los derechos humanos. El mismo Cuassolo se defendió con el argumento de que no carga con denuncias de los organismos de derechos humanos. Indignado con la noticia pero también con lo que leyó como una “operación política” en su contra, el intendente Juez no sólo le pidió medidas a la jueza Garzón de Lascano sino que dijo que le exigirá a De la Sota que aclare si tuvo que ver con la revelación de secretos de archivo. Pase lo que pase, cayó otra máscara.

Compartir: 

Twitter
 

Oscar Cuassolo estuvo en Inteligencia de la policía cordobesa.
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.