EL PAíS › SINDICATOS DIVIDIDOS, EMPRESARIOS CON DIFERENCIAS

Fisuras en los dos frentes

 Por Raúl Dellatorre

Recién anoche, el gobierno nacional pudo recuperar el ritmo de respiración normal después de que la Federación de Trabajadores del Petróleo firmara la conciliación obligatoria y los industriales del sector comprometieran su “esfuerzo” para arribar a un acuerdo salarial en las próximas horas. La amenaza de desabastecimiento de combustibles, justo en una semana de elecciones, más que una espada de Damocles, pendía como el filo de una guillotina sobre el cuello. Salvo el sindicato de petroleros de Santa Cruz zona sur (Cuenca Austral), las demás filiales acatarán la conciliación.
Al Ministerio de Trabajo se le enredó la negociación ante los cuestionamientos a la representación de la federación nacional por parte de los sindicatos petroleros provinciales. Pero desde el frente empresario no se la hicieron más fácil, ya que mientras en unas zonas de producción se otorgaban aumentos de salarios, en otras se denegaban. No todos tienen igual predisposición a ceder parte de su cuantiosa renta.
En la última semana, el sindicato de petroleros de Chubut y Santa Cruz zona norte obtuvo un aumento de 260 pesos en el básico, retroactivos a enero, que le significó unos 3000 pesos extra por trabajador. Este acuerdo, sin embargo, no se extendió a otras regiones, lo cual volvió a propagar el conflicto. El sindicato de Santa Cruz zona sur no sólo mantuvo el paro, sino que desafió incluso el decreto de conciliación dictado por la provincia el jueves último, y ayer realizó una multitudinaria marcha por las calles de Río Gallegos.
“Hasta que no certifiquen que nos van a dar el mismo aumento, o nos muestren el compromiso de las empresas, no se levanta el paro”, aseguró anoche Luis Cárdenas, del sindicato petrolero de Santa Cruz zona sur, consultado por Página/12 poco después de firmarse el acuerdo alcanzado en el Ministerio de Trabajo. Cárdenas estaba, en esos momentos, viajando rumbo a Buenos Aires, donde hoy tomará contacto con los dirigentes de la federación y conocerá los detalles de los compromisos asumidos en el marco de la conciliación.
El gremio que representa a los petroleros de Río Negro y Neuquén ya había dado señales de su intención de acatar la conciliación. “No hay paro, nos dictaron la conciliación”, había dicho su dirigente Guillermo Pereyra. El sindicato de Chubut y Santa Cruz Norte, aparentemente, tenía la misma postura.
Desde el lado empresario, voceros de Repsol YPF negaron todo riesgo de desabastecimiento. “Hoy (por ayer) se trabajó normalmente en todas nuestras instalaciones y la red de estaciones está plenamente atendida”, informaron. Claro que era una visión acotada a esa marca: ayer se mantenía el paro en Santa Cruz Sur, donde operan Petrobras, Chevron y Sipetrol. El incendio parecía circunscripto, pero hasta que estas empresas no se allanen a otorgar el aumento salarial no se puede decir que esté apagado.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Fisuras en los dos frentes
    Por Raúl Dellatorre
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.