EL PAíS › EL PRESIDENTE NO HABLA PERO SU DEFINICION POLITICA ES CLARA

Todos los K del lado del amigo Aníbal

 Por Diego Schurman

Aunque es partidario de un prudente silencio, Néstor Kirchner no es indiferente a la suerte de Aníbal Ibarra. Es verdad que la única vez que habló públicamente del polémico juicio político se limitó a hacer un llamado a la “defensa de la institucionalidad” en el distrito porteño. Pero en las últimas horas el Presidente transmitió su decisión, con señales inequívocas, de trabajar para que el suspendido jefe de Gobierno retome las riendas de la ciudad.

El respaldo se plasmó de manera explícita en una solicitada firmada por senadores y diputados del Frente para la Victoria, la agrupación que tiene como referente excluyente a Kirchner. El texto que apareció ayer en distintos medios nacionales tiene la impronta K. Y alerta sobre el riesgo a la “estabilidad institucional” que representa el juicio político.

Si bien Vilma Ibarra, la hermana del suspendido jefe de Gobierno, fue el motor de la recolección de firmas, en la Casa Rosada monitorearon on line los nombres de los legisladores que iban sumándose a la movida.

Por eso mismo resulta impensable que José Pampuro, tercero en la línea sucesoria, haya arriesgado su presencia en la solicitada sin el guiño de Kirchner. Tampoco faltaron aquellos legisladores que prefieren que Jorge Telerman se quede al mando del gobierno, aunque reconocen como improcedente el juicio político, como el caso del diputado Carlos Kunkel.

Así como la Casa Rosada y el ibarrismo resaltaron las presencias, también relativizaron las ausencias. La de Daniel Scioli, por ejemplo, fue una. En ese sentido, recordaron que el vicepresidente ya salió recientemente con un fuerte respaldo a Ibarra.

Tampoco figuran en la solicitada el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, y el presidente de la Cámara baja, Alberto Balestrini. Ambos no llegaron a tiempo para estampar sus firmas, según admitieron. Pero adelantaron que en los próximos días apuntalarán públicamente a Ibarra con la misma o mayor contundencia que Scioli.

Otro de los que no aparece la solicitada es Jorge Argüello. Y no se trata de un dato menor: el diputado y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores tiene ascendencia sobre Helio Rebot. Se trata del único de los tres kirchneristas de la Sala Juzgadora –los otros dos son Sebastián Gramajo y Elvio Vitali– que en apariencia se muestra reacio a favorecer a Ibarra.

La ausencia de Argüello parece estar más ligada a quitarle presión a Rebot y evitar un efecto boomerang, como sucedió con el caso Borocotó. Nadie se anima a decir cuál será la votación final de este legislador porteño que amaga con no aceptar la disciplina partidaria. Pero Rebot sabe claramente cuál es el deseo de Kirchner. Argüello, desde hace rato en sintonía con el Presidente, se lo reiteró esta semana luego de su último contacto con la Casa Rosada.

Además de la solicitada, Kirchner tampoco fue ajeno a la decisión del PJ porteño de adherir a la marcha de apoyo a Ibarra que se celebrará mañana en Plaza de Mayo. Es sabido que Alberto Fernández, a cargo del peronismo de la ciudad, está sumamente interesado en sostener al suspendido jefe de Gobierno. En las últimas veinticuatro horas, el Presidente y su jefe de Gabinete conversaron en más de una oportunidad sobre el tema. Para decirlo en pocas palabras: el kirchnerismo no saldría a la calle para respaldar a Ibarra si hubiera una orden en contrario desde lo más alto del poder.

Así los hechos, aquel “amigo Aníbal” que el Presidente le dispensó a Ibarra durante una acto en la Casa de Gobierno adquiere por estas horas otra dimensión. Sobre el juicio, Kirchner seguirá con su política del silencio. A esta altura ni hace falta que hable: los hechos lo hacen por sí solos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.