SOCIEDAD › DETUVIERON AL JEFE OPERATIVO DE LA BANDA DEL ROBO AL BANCO RIO

Vuelo directo de Uruguay a prisión

El hombre sindicado como jefe del grupo que entró al banco y que vestía un traje gris, según se lo ve en el video, fue apresado en Aeroparque cuando volvía de Uruguay. La policía asegura ahora que era el jefe máximo de la banda. Las dudas por el insólito regreso al país.

 Por Raúl Kollmann

El hombre de traje gris, que comandó la parte armada del asalto al Banco Río, fue detenido ayer cuando entraba a la Argentina desde su país, Uruguay, por el Aeroparque Metropolitano. Como adelantó en exclusiva este diario, después de muchas idas y vueltas, el juez Rafael Sal Lari firmó la orden de captura nacional e internacional, por lo que fue detectado por Migraciones, lo detuvo después la Policía de Seguridad Aeroportuaria y fue puesto a disposición de la Justicia de San Isidro. El gran misterio es por qué volvió Luis Mario Vittete Sellanes a la Argentina y lo cierto es que ninguna explicación es satisfactoria hasta el momento. Existe una versión que no se ha podido confirmar: el Uruguayo, como lo llaman, volvió a buscar parte del botín y creyó que no hay pruebas contra él, como ya ocurrió en el otro gran golpe que hubo en los últimos años en la Argentina, el caso de los boqueteros del Banco de Crédito Argentino. En aquel robo, Vittete Sellanes habría estado entre los sospechosos, pero no se le pudo probar nada. Habrá que ver si alguno de los interrogantes se empieza a aclarar hoy cuando declare, después del mediodía, en la Fiscalía General de San Isidro. Al cierre de esta edición se realizaban varios allanamientos, un reconocimiento en rueda de presos de otro integrante de la banda y el rumor es que se preparaban dos nuevas detenciones.

La detención del sospechoso uruguayo deja una enorme duda: por qué uno de los protagonistas de mayor importancia del golpe más sofisticado de los últimos tiempos termina cayendo como un principiante, más todavía teniendo en cuenta que ya estaba fuera del país y se tomó el vuelo 1203 de Aerolíneas Argentinas para aparecer mansamente en Buenos Aires. La movida se parece demasiado a un gol en contra.

Las hipótesis que se barajan son las siguientes:

- Algunos dicen que ya sabía que lo tenían identificado y que prefirió estar preso aquí –donde ya cumplió condena– y no en Uruguay. Este diario adelantó que la orden de captura internacional estaba firmada y que los investigadores lo tenían ubicado en su país de origen.

- Otros aseguran que tenía que presentarse hoy ante un juzgado para cumplir con el trámite al que lo obligaba la libertad condicional de la que gozaba y no sabía que ya lo tenían identificado, por lo que entró confiado. La presentación ante el juzgado debe hacerse del 1° al 5 de cada mes. De todas maneras, parece extraño que un ladrón experimentado como él no lea los diarios para ver si lo tienen en la mira o no. Este diario viene sugiriendo desde el lunes que los investigadores afirman que lo tienen ubicado y lo propio hicieron otros medios ayer.

- Una de las versiones más difundidas es que volvió a buscar parte del botín. Desde los días inmediatamente posteriores al robo del Banco Río se viene afirmando que la banda tiene puntos de contacto con el robo de los piqueteros al Banco de Crédito Argentino. Se dice que Vittete Sellanes estuvo entre los sospechosos de aquel golpe, que los investigadores irrumpieron en su casa con una pala mecánica buscando el botín, pero que nunca se encontró nada. El rumor es que se había llevado el dinero en una lancha a su país de origen. Esta vez también estaría confiado en que no hay pruebas suficientes en su contra. Aun así están quienes descreen de esta versión y argumentan que si la idea era venir a buscar el botín, no tiene sentido que lo haya hecho con su nombre y apenas una pequeña diferencia en su documento.

- También hay quien afirma que, sabiéndose acorralado, llegó para defenderse y sostener su inocencia, convencido de que las pruebas en su contra son escasas. Esta es la versión en la que más creen personajes del mundo carcelario: “Vino porque no es él el de traje gris, si no, no hubiera venido”. Ayer, mientras lo trasladaban, alcanzó a gritar: “Soy inocente, no tengo nada que ver”. Según los investigadores, en cambio, las evidencias son contundentes, incluyendo el hecho de que en la imagen del video del robo al banco su cara es igualita a su foto del prontuario del Servicio Penitenciario, varios cruces de llamadas con otros integrantes de la banda y otras evidencias que todavía no se han difundido.

- Por último, no faltan quienes evalúan que volvía al país para negociar con algún sector de la Bonaerense. Esperaba pasar por Migraciones sin problemas, después haría el contacto y entregaría una parte del dinero robado, a cambio de impunidad. El problema es que hoy el caso Banco Río ya no lo manejan sólo investigadores policiales, sino un equipo de fiscales de San Isidro y funcionarios del Ministerio de Seguridad bonaerense, por lo cual –según criminalistas consultados por este diario– un arreglo no parece muy factible.

En el video del robo al banco, descripto en exclusiva por Página/12 hace dos semanas, se percibe con claridad que el hombre de traje gris –que según los investigadores es Vittete Sellanes– conduce la operación armada dentro de la sucursal. Da toda la impresión que es quien les da las instrucciones a los otros cuatro hombres que participan del golpe. Su perfil delictivo de “pesado” coincide con su actuación ese día. El Uruguayo o Marito, como lo apodan, está en libertad condicional tras ser condenado en 2001 por los delitos de asociación ilícita, tenencia de munición de guerra, hurto, robo calificado por escalamiento (estilo hombre araña) en forma reiterada. Esa libertad condicional termina en abril de 2007. También se confirmó que es un hombre con amplia experiencia carcelaria, que nació en Uruguay, fue policía allí y después estuvo preso por distintos robos en ambas orillas.

Respecto de su papel en la banda aparece ahora otra controversia. Inicialmente los investigadores siempre afirmaron que el hombre de traje gris fue el que comandó la acción armada dentro del banco, pero que por encima de él hubo un jefe máximo, también uruguayo, que armó la trama. Ahora los investigadores dicen que el jefe máximo no existe y que Vittete Sellanes fue el líder de la organización, pero en los próximos días habrá que ver las pruebas.

Compartir: 

Twitter
 

Luis Mario Vittete Sellanes regresaba con su nombre verdadero en un vuelo de Aerolíneas Argentinas.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.