SOCIEDAD › SIETE MEDICOS IMPUTADOS EN EL HOSPITAL MILITAR

A la Justicia por mala praxis

 Por Carlos Rodríguez

Siete médicos del Hospital Militar Central –cuatro de ellos militares– están siendo investigados en una causa por “homicidio culposo por mala praxis”. Uno de los profesionales, el médico civil Miguel José Antonio Alcón Alvarez, señalado en la denuncia como el principal responsable, será indagado el miércoles próximo por el juez Rodolfo Cresseri, para que responda sobre las circunstancias de la muerte de la adolescente Cynthia Pamela Funes Del Valle, de 15 años, quien falleció el 1º de marzo de 2004. Los familiares de la joven realizaron ayer una protesta frente al Palacio de los Tribunales por “la inadmisible demora del proceso judicial”, hizo saber a Página/12 la mamá de la chica, Claudia Del Valle. “El Cuerpo Forense de la Corte Suprema determinó en un dictamen que a mi hija no le suministraron ninguna medicación durante los ocho días en que estuvo internada en el Hospital Militar, cuando le habían diagnosticado una dolencia grave que necesitaba tratamiento y que le provocó una hemorragia cerebral que determinó su muerte”, afirmó la mujer.

La adolescente, que vivía en La Pampa, padecía una enfermedad llamada “púrpura trombocitopénico autoinmune (PTI)”, un trastorno que se caracteriza por la disminución de plaquetas en la sangre. La dolencia provoca que los linfocitos, células del sistema inmune, generen anticuerpos que impiden la formación de plaquetas. Los pacientes que tienen ese mal padecen serios problemas de coagulación y sufren derrames internos o hemorragias nasales. La joven había llegado a Buenos Aires, con su madre, para una interconsulta con los médicos del Hospital Militar Central. “El Cuerpo Médico Forense, en su primer dictamen, de octubre de 2004, dejó sentado que los médicos que están ahora imputados no tenían que averiguar nada sobre el estado de salud de Pamela, porque el diagnóstico ya se conocía”, recalcó la mamá de la joven.

“Con la firma de los peritos Bocacci y Girardi, se dice expresamente que no hubo tratamiento alguno durante los ocho días en que estuvo internada. Sólo le suministraron un calmante para el dolor de cabeza, las plaquetas le bajaron a 2000 y eso le produjo una hemorragia cerebral. Fue operada de urgencia, pero quedó en estado de coma, con muerte cerebral. La habíamos internado el 11 de febrero de 2004 y murió el 1º de marzo.” Luego del primer pronunciamiento de los forenses que dependen de la Corte Suprema de Justicia, las autoridades del hospital sacaron sus propias conclusiones, con intervención de dos peritos de parte, uno de ellos militar.

“Lo que argumentaron es que yo me había negado a que la medicaran, cosa que no es cierto”, aseguró la mujer. Agregó que “el argumento se cayó porque no tienen ninguna documentación firmada por mí que los avale, dado que yo no firmé nada”. El médico Alcón Alvarez había sido citado, como imputado, para una declaración indagatoria el 22 de febrero, pero sus abogados pidieron postergación. Tiene que presentarse el 8 de marzo. La familia solicitó el cambio de carátula y que se acuse a los médicos por “homicidio doloso con abandono de persona”. La mamá de la joven criticó al primer juez de la causa, Adolfo Calvete, y a su sucesor Cresseri “por la inexplicable demora en la citación de los imputados”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.