EL PAIS

El balance de tres protagonistas

NILDA ELOY *

“No pedimos venganza”

–Usted vio a Etchecolatz cara a cara cuando estaba detenida y lo volvió a ver en el juicio.

–Sí. Está más viejo... nada más. Pero cómo él dice: no claudica, no se rinde. Sigue siendo el mismo y no se arrepiente de lo que hizo. Y creo que volvería a hacer exactamente lo mismo. En tantos años, nunca nadie hizo justicia por mano propia. Si llegó a esta edad, es porque nadie hizo justicia por mano propia. Si llegó a este tribunal, es porque no pedimos venganza.

–¿Qué representa la condena de Etchecolatz?

–Significa tirar abajo un ladrillo más de ese muro de impunidad que construyó en la dictadura y fue apoyado por los distintos gobiernos constitucionales. La condena por genocidio nos permite agilizar las causas y dejar de juzgarlos por uno o dos casos. El es responsable de cinco mil casos. A nosotros no nos pateaba Etchecolatz, sino el sargento García. Como dijo el defensor, estábamos tabicados. El lo reconoce. No los veíamos y no tenemos sus nombres. Entonces, que respondan todos, que demuestren ellos quiénes no participaron, quiénes son inocentes. ¿Qué más pruebas quieren? No tenemos filmaciones de las sesiones de torturas. ¿Cuánto más nos van a pedir? Por eso vamos a pedir que se los juzgue por el delito de genocidio.

* Sobreviviente y querellante en el juicio.


ADRIANA CALVO *

“Se avanzó en las condenas”

–¿Qué representa la mención al “genocidio” en la sentencia?

–Siento una mezcla de alegría y angustia. Angustia, porque López no aparece. Lo que se canta en las plazas, de “cárcel a los genocidas”, hoy está plasmado en esta condena. Este fallo tiene una trascendencia fundamental y mañana vamos a pedir que se indague por genocidio a todos los represores que están imputados por delitos individuales.

–¿El proceso avanzó sobre la construcción de un plan sistemático?

–Quedó probada la estructura represiva y el plan sistemático del circuito Camps. Quedó claro el intercambio de prisioneros y de represores de un centro al otro. Justamente, como nuestra idea era que se los condenara por genocidio, necesitábamos no limitarnos a los casos puntuales que se ventilaban en este juicio.

–¿En qué medida se avanzó desde la nulidad de las leyes?

–Se avanzó en que haya condena, lo que no es poca cosa. En el juicio nos dedicamos a destruir la teoría de los dos demonios y la idea de que hubo una represión indiscriminada. Fueron importantes los testimonios de trabajadores de Astilleros Río Santiago o los estudiantes secundarios. O el funcionario de la Dippba, que dijo claramente los tres rubros en los que estaba dividida la inteligencia: estudiantes, gremios y comunismo. Se avanzó en la comprensión más profunda del genocidio.

* Asociación de Ex Detenidos-Desaparecidos.


CHICHA MARIANI *.

“Tendría que confesar”

–¿Cómo se siente tras el fallo?

–Es un fallo muy esperado. Lo que esperaba como madre y abuela de desaparecidos es que dieran respuesta sobre ellos: sobre mi hijo, sobre mi nuera, sobre mi nieta. Y además sobre los treinta mil desaparecidos. Mientras se ponga en prisión solamente a un genocida, es un paso en la justicia, pero no en lo que es la realidad de lo que se debe hacer. Acá Etchecolatz tendría que haber dicho qué es lo que hizo y confesarlo todo. Es un poco utópico, pero imprescindible para que se limpie la conciencia de este país. A ver si de una vez por todas este asesino serial reconoce algunas de sus culpas y da nombres de a quiénes mató o asesinó.

–¿Los juicios colaboran a llegar a la verdad?

–Sí, colaboró el Juicio por la Verdad, que trajo muchas personas a declarar que agregaron información. El proceso en el juzgado del doctor (Arnaldo) Corazza. Hay varios represores presos con cárcel efectiva. Este juicio en especial condenó a Etchecolatz.

–¿Qué implica que se incluya el genocidio en la sentencia?

–Yo siempre consideré que era un genocidio. En mi fuero interno, no es ninguna sorpresa. Lo que me maravilla es que los jueces lo hayan asentado así y siente jurisprudencia. Pero no es sorpresivo. ¿Qué cosa fue si no un genocidio?

* Asociación Anahí.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.