ESPECTACULOS

Los films del agite, el aguante y el testimonio

A partir de hoy, y por tres meses, en una de las salas del Centro Cultural San Martín podrán verse las películas documentales que han ido retratando los conflictos sociales y políticos argentinos.

Por Eugenia García

Una serie de urgentes documentales nacidos al calor de las asambleas barriales, las marchas y los piquetes, producidos por más de cien realizadores pertenecientes a la Asociación de Documentalistas de Argentina (ADOC), se proyectarán a partir de hoy todos los martes a las 21 durante los meses de abril, mayo y junio en la Sala Enrique Muiño del C.C. San Martín (Sarmiento 1551). “Sabíamos que había un espacio para el cine y el video documental en la Videoteca de Buenos Aires, y decidimos acercarnos para proponer la proyección de nuestro material colectivo, en un intento por llegar a otro público, a otras clases, y observar sus reacciones”, comenta Sofía Vaccaro, documentalista miembro de la Asociación y principal promotora de la proyección. El ciclo, denominado “Verdocumentales”, se extenderá después hasta noviembre con material propio del Centro Cultural y de otros grupos de realizadores. Las entradas son gratuitas, pero deben retirarse dos horas antes de la función.
Distribuidos en noches temáticas tales como Argentina, 19 y 20 de diciembre, Fábricas ocupadas, Comunidades indígenas, Dictadura & Resistencia, Sueños y memoria o Lucha y dignidad, los documentales no sólo harán referencia a los recientes procesos sociales y políticos del país sino que también recorrerán problemáticas culturales y étnicas. “En general es material que se filmó, se editó y se proyectó en el momento, en las fábricas, en las asambleas y en las marchas. El continuo devenir de los acontecimientos determinó esa urgencia para mostrarlos, en circuitos de exhibición alternativos.”
ADOC se constituyó el 21 de diciembre de 2001, inmediatamente después del estallido social del 19 y 20 en Plaza de Mayo. “Hay grupos como Cine Insurgente o Boedo Films que venían trabajando hace más de 10 años. Pero nunca nos habíamos cruzado. Cuando nos vimos ahí en la Plaza, todos en la misma, decidimos aunar nuestra fuerza, porque era algo que estaba pendiente. Y a partir de ahí comenzamos a elaborar un punto de vista más colectivo, a construir desde otra posición. Comenzamos a reunirnos y colectivizamos proyectos”, afirma la realizadora.
Por un nuevo cine en un nuevo país fue el primer trabajo surgido de la colaboración entre los diversos grupos, realizadores y productores independientes. El documental institucional de 25 minutos, que será el primero en proyectarse dentro del ciclo, expresa una visión colectiva de los hechos del 19 y 20 de diciembre, a través de las cámaras de 20 documentalistas.
Continuadores del movimiento iniciado en los años ‘70 por realizadores como Fernando Birri, Pino Solanas, Nemesio Juárez y Humberto Ríos, los miembros de ADOC eligen utilizar al documental como una “herramienta audiovisual para acompañar la lucha de las clases oprimidas, y continuar con aquella tarea iniciada por nuestros maestros. El trabajo de un documentalista es el trabajo de un activista. En el caso de Control obrero, los trabajadores de Brukman, del Grupo Boedo Films y Contraimagen, por ejemplo, se trata de hacer un material con fines de participar en la lucha de los obreros desocupados que están recuperando la fábrica. Porque el trabajo documental va de la mano del trabajo de los obreros”, sostiene Vaccaro, y afirma: “Lo mismo puede decirse de los documentales que giran en torno a temáticas culturales, o de personalidades de la cultura, porque todo documental, quiérase o no, es político”.
Entre los más de 30 cortos, medios y largometrajes que se proyectarán, se destaca Diablo, Familia y Propiedad, de Fernando Krichmar, miembro del Grupo de Cine Insurgente, que observa los más de cien años de explotación por parte de los dueños de los grandes establecimientos azucareros del norte argentino. Raymundo, de Ernesto Ardito y Virna Molina, es un film que reconstruye la vida de Raymundo Gleyzer, el fundador del Cine de la Base desaparecido en mayo de 1976, a través de imágenes inéditas ynumerosos testimonios de familiares y compañeros. El mediometraje El Puente, de Myriam Angueira, es un relato crudo del Corrientazo que ocurrió el 17 de diciembre de 1999 en el Puente General Belgrano, cuando unos docentes “autoconvocados” decidieron cortar el acceso y fueron brutalmente reprimidos. Del Grupo Alavío, mientras tanto, se proyectarán Libertad y Crónica de Libertad, que recordará los sucesos del 26 de junio de 2002, cuando fueron asesinados Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Después de la siesta, que da cuenta del levantamiento de los habitantes de Santiago del Estero en el año ‘94, y Agua de fuego, sobre la vida de los habitantes de Cutral-Có después de la privatización de YPF, son algunos de los trabajos del Grupo Boedo Films. Con estos y otros muchos documentales, los realizadores de ADOC intentarán continuar en su cruzada por el fomento, la promoción y la defensa del cine y el video documental, mostrando la otra cara de los sucesos que todos los días relatan los grandes medios, o sacando a la luz aquellos hechos que ni siquiera llegan a la superficie de lo público.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared