ESPECTáCULOS

El extraño fenómeno de una feria que cada año despierta más interés

 Por Karina Micheletto

Es el único acontecimiento cultural que en la Argentina reúne a más de un millón de personas. Y alrededor de libros. Suena extraño y contra cierta lógica de primera mano, pero la Feria del Libro crece con el paso del tiempo. El año pasado la visitaron un millón ciento veinte mil personas, y ahora se esperan más. Se prolongó su duración (será hasta el 9 de mayo) y se hizo notoriamente más grande, mejor preparada para ser caminada por muchos a la vez: hay un pabellón nuevo (el azul), los pasillos son más amplios y dejan mayor espacio entre los stands. “Ahora se les va a hacer más difícil robar los libros”, comenta un vendedor después de la inauguración. Viejo animal de feria, el vendedor también sabe que el ratero letrado forma parte del folklore de este evento, y allí están las hordas de muchachos de amplios pilotos y los portadores de bolsas engañosas para confirmarlo.
Si la de 2002 fue la feria del llanto, o “de la resistencia”, como se la llamó en el discurso inaugural (llegó a peligrar su concreción porque el dinero para hacerla estaba atrapado en el corralito), ésta parece ser la de la esperanza en el repunte. Los editores comentan entusiasmados que en las librerías hay mayor movimiento, y también en las imprentas. El año pasado la Cámara Argentina del Libro validó 14.000 ISBN (registros de títulos nuevos), y este año se esperan 17.000. Es mucho si se compara con los números de la crisis, pero no es una situación óptima, aclaran todos. Como dijo en su discurso inaugural el presidente de la Fundación El Libro, sigue faltando crédito, el papel sigue más caro de lo razonable, el IVA continúa siendo un costo alto. “Es cierto que hay reactivación, pero no llegamos adonde estábamos. Simplemente salimos del pozo: de un estado coma cuatro y pasamos a terapia intensiva”, sintetiza Oscar González, gerente de Promoción de Colihue y miembro de la Fundación El Libro. El boom editorial del año es la quinta entrega de la saga Harry Potter. Lleva vendidos 110.000 ejemplares ($39,90 tapa blanda y $49,90 tapa dura) en un mes y medio. La otra venta importante es la del monumental libro sobre Mohammed Alí, Greatest of all time, de 29 kilos de peso. El miércoles la cadena Yenny compró diez ejemplares y ya lleva vendidos dos. Más de lo que se estimaba, a un precio de $11.000.

Quiero mi oferta

Una primera recorrida por la feria no arroja demasiadas ofertas. En algunos casos, los vendedores explican que aún no las trajeron a los stands, pero que lo harán en los próximos días. En otros argumentan que el criterio es no competir con los libreros –sus clientes directos, al fin y al cabo– con ofertas especiales. Aun así hay, como siempre, ofertas de saldos, joyitas e inhallables desempolvados de los depósitos editoriales para la ocasión. Fondo de Cultura Económica tiene un stand especial para las ofertas de saldos, y allí es posible encontrar libros especializados de Historia, Filosofía y Psicología, entre otras ciencias, a precios realmente bajos. Como La Europa del Siglo XVIII, de M. S. Anderson; Europa y la expansión del mundo, de John H. Parry, o El Desarrollo de la noción del tiempo en los niños, de Piaget, todos de consulta en facultades, a $3. Los descuentos no son parejos, y conviene preguntar antes de decidir la compra en cada stand. Hay una rebaja de 10 por ciento por pago efectivo, aunque las ofertas quedan excluidas, y descuentos que oscilan entre el 15 y el 40 por ciento para estudiantes, docentes y bibliotecarios. En el stand de Colihue hay ofertas de colecciones infantiles de calidad (cuatro libros por $9 o $10 en tapa blanda y tres por $17 en tapa dura). Y todos los títulos de la Colección Oesterheld, dirigida por Juan Sasturain, con las aventuras del Sargento Kik, Bull Rocket y Ernie Pike, a $11,60.
El interesado en el Che y Fidel Castro deberá rumbear para el stand de la editorial cubana Nuestra América: allí hay biografías, discursos y posters de todo tipo y color. También ofertas como El gran zoo de Nicolás Guillén a $2, Confluencias de José Lezama Lima a $3 o su obra poética completa a $10. Y ediciones cubanas con tapas que resultan extrañas al ojo argentino, como la de Respiración artificial de Ricardo Piglia ($26), o buenas biografías ilustradas como la de Compay Segundo ($20). En el stand de la editorial platense De la Campana hay un completo trabajo de los integrantes del MTD Aníbal Verón, Darío y Maxi, dignidad piquetera ($12) que no se consigue en librerías.
Las joyitas siguen conforme avanza la recorrida. Corregidor tiene la colección completa de La Historia del Tango, con diecinueve volúmenes que actualmente sólo se consiguen, con suerte, en librerías de usados, a un precio promedio de $15. Y en los próximos días llegará Postales, una recopilación de correspondencia inédita que Macedonio Fernández enviaba en forma de tarjetones, ilustrada y en colores. Los stands de librerías como Dickens o El Aleph, por último, ofrecen las mismas ofertas de saldos que el buen buscador sabrá encontrar en la calle Corrientes.

Compartir: 

Twitter
 

 
ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.