ESPECTACULOS › OPINION

Jones contra Maytland

Por cesar jones

Varias de las características denostables respecto del porno “institucionalizado” se aplican sin dificultades a la obra de Víctor, una suerte de versión hardcore de las comedias rancias made in Sofovich, ahora preocupado por “industrializarse”, homologarse al porno yanqui más obsoleto. Cierta vez le oí decir, en un rapto de honestidad que valoro más de lo que él podría llegar a imaginar, que se calentaba más con un taxi que filmando sus películas. He ahí otra distancia fundada: su relación de hastío con la obra parece muy lejos de lo estimulante que me resulta abordar cada nuevo proyecto xxx. Qué más decir... Reacciono contra la explotación de “mano de obra barata”, con casos paradigmáticos como los rodajes y la búsqueda de jóvenes en Europa del Este por parte de las grandes productoras europeas y americanas; contra la frecuente utilización del género como puente de ida y vuelta con la prostitución, fogoneándola; y contra la manipulación de condiciones socioeconómicas, y a veces también psicológicas precarias como modo de procurarse nuevos agentes hasta que la lozanía los abandone o el hiv los visite..., excepto que tengan la “suerte” de ser cooptados por la industria para así repetir con el prójimo tales mecanismos. Dirán el famoso: “Yo era actriz, pero ahora tengo mi propia productora”, tantas veces escuchado de blondas cuarentonas californianas en algún programa de cable dedicado al sexo.

Compartir: 

Twitter
 

 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.