PIRULO DE TAPA

VIDENTES

En agosto, una ciudadana invidente de Potsdam, Alemania, fue increpada en la calle por unos vecinos porque no recogía las heces de su perro lazarillo. Ella alegó que su ceguera le impedía hacerlo y solicitó a las autoridades que hicieran una excepción en los reglamentos. Ayer se difundió el nuevo reglamento que exime a los no videntes de esta ingrata pero necesaria tarea. Para los alemanes, Buenos Aires sería declarada la ciudad de los ciegos.

Compartir: 

Twitter
 

 

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared