SOCIEDAD › MILES DE RESIDENTES BOLIVIANOS MARCHARON HASTA LA EMBAJADA DE ESTADOS UNIDOS

Apoyo a Evo por las calles porteñas

La manifestación fue para respaldar a Evo Morales y repudiar los intentos de desestabilizarlo. Fue convocada por organizaciones de la comunidad boliviana. Coincidió con otra de partidos de izquierda por la liberación de detenidos cubanos.

 Por Carlos Rodríguez

Varios miles de residentes bolivianos en la Argentina marcharon ayer desde el Congreso hasta la Embajada de Estados Unidos, para expresar su apoyo al gobierno de Evo Morales y para repudiar los intentos desestabilizadores de los grupos autonómicos que el jueves provocaron la muerte de al menos 15 campesinos en Pando. La marcha, autoconvocada por cerca de 30 organizaciones de la comunidad boliviana, coincidió con otra organizada por partidos de izquierda con el propósito de reclamar a las autoridades diplomáticas norteamericanas la liberación de los cubanos Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, Fernando González y René González, al cumplirse diez años de su “injusta detención” en Estados Unidos. En la concentración hubo coincidencia en repudiar “la injerencia del gobierno de George Bush en los intentos golpistas no sólo contra Evo Morales sino también contra los gobiernos democráticos de Venezuela y de Paraguay, como han denunciado los presidentes Hugo Chávez y Fernando Lugo”, dijeron a PáginaI12 voceros de la comunidad boliviana.

Gabriel Flores, del colectivo Urgente Bolivia nos Necesita, explicó que luego de los sucesos de Pando se produjo “una gran movilización espontánea en la comunidad, que se tradujo en una autoconvocatoria al Congreso, para marchar como pueblo boliviano organizado, sin banderías de ninguna organización, con el propósito de expresar nuestro apoyo al gobierno democrático de Evo Morales”. La cita en la esquina de Callao y Corrientes se hizo a través de las radios comunitarias de la comunidad boliviana. El resultado fue una concentración de la que participaron “cerca de ocho mil personas”, según estimaron los dirigentes de distintas entidades.

La columna, que en algunos momentos ocupó más de seis cuadras, marchó por Callao hasta Las Heras y desde allí a Plaza Italia, para finalizar en el cruce de las avenidas Sarmiento y Colombia, donde está la embajada estadounidense. Allí se encontraron con la otra movilización, convocada por los partidos Comunista y Socialista, el Frente Transversal, el Movimiento Evita, el PCR, la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y un conglomerado de organizaciones sociales. En el lugar se juntaron los dos reclamos, el de la defensa del gobierno de Evo Morales y el de la libertad de los cubanos detenidos hace diez años en Miami.

Los residentes bolivianos que marcharon desde el Congreso sólo llevaron banderas bolivianas, una de ellas de más 20 metros de largo, y pancartas que decían: “Viva Bolivia y viva la revolución”, “Sí al cambio, no a la oligarquía boliviana”, “Viva el cambio” y “Evo: aplica mano dura”. Se destacaba una pancarta en la cual se pedía: “A la cárcel Rubén Costas y la inteligencia del MNR (Movimiento Nacionalista Revolucionario) y del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria)”. El prefecto Costas fue acusado, en Pando, de tener el propósito de “masacrar a los indígenas” que se han movilizado en defensa del gobierno de Morales.

Fernando Cardozo, de Relaciones Internacionales de la CTA, confirmó que en una reunión realizada ayer en el Congreso (ver aparte), se decidió convocar a una nueva marcha, para el lunes a las 15, en la esquina de Diagonal Norte y Carlos Pellegrini. Desde allí se marchará hasta la embajada de Bolivia, en Corrientes al 500. “Es importante que, además de la comunidad boliviana, también se sumen los argentinos, porque los intentos golpistas alentados por los Estados Unidos se están advirtiendo en toda la región”, sostuvo el dirigente boliviano Gabriel Flores.

Entre otras figuras políticas, acompañaron la manifestación, frente a la embajada, los dirigentes políticos Pino Solanas y Patricio Echegaray, entre otros, además de Nora Cortiñas, de Madres Línea Fundadora, y el embajador de Venezuela en Buenos Aires, Arévalo Méndez Romero. Solanas dijo que “lo que Estados Unidos está haciendo hoy con Bolivia, es lo mismo que hizo contra Cuba y por eso estamos acá, para pedir la libertad de los cinco cubanos y para defender la democracia en Bolivia”. Solanas consideró que Estados Unidos “también está presionando sobre el gobierno argentino y es necesario que todos nos juntemos para que no avancen las intenciones golpistas del gobierno de Bush. ¿Para qué reactivaron la IV Flota en el Caribe y en el Atlántico Sur? ¿Para pescar calamares?”, se preguntó.

Echegaray coincidió en que “es necesario que todos los gobiernos del continente se unan para evitar las intenciones del presidente Bush de desestabilizar a todos los gobiernos de la región que están produciendo cambios en sus países. Por eso, el reclamo por los héroes cubanos y el repudio a los intentos golpistas en Bolivia forman para de una misma realidad”. Respecto de la situación de los cinco cubanos detenidos en Estados Unidos, se leyó un documento en el cual se exige al gobierno argentino y a las autoridades de todos los países que integran las Naciones Unidas que “hagan cumplir la resolución del Grupo de Detenciones Arbitrarias de la ONU”, que el 27 de mayo le pidió al gobierno de EE.UU. que “ponga fin a la injusta detención de los cinco cubanos”.

Compartir: 

Twitter
 

El próximo lunes habrá otra marcha desde el Obelisco a la Embajada de Bolivia, en Corrientes al 500.
Imagen: Pablo Piovano
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.