SOCIEDAD › LA TASA PARA VIAJEROS DE PAíSES QUE PIDEN VISA A ARGENTINA ENTRA EN VIGENCIA EN ENERO

Pagando estaba el turista

Randazzo formalizó ayer el anuncio adelantado por PáginaI12 el lunes. Los ciudadanos de Estados Unidos y Canadá, entre otros países, deberán pagar una “tasa de reciprocidad” equivalente al monto de la visa exigida a los argentinos.

La Argentina cobrará una tasa de ingreso a viajeros de países que piden el pago de visa a turistas argentinos. El anuncio lo realizó ayer el ministro del Interior, Florencio Randazzo, tal como PáginaI12 adelantó en su edición del lunes. La disposición afectará a pasajeros de Estados Unidos, Canadá y Australia, entre otros países. El dinero recaudado, unos 40 millones de pesos anuales, será destinado a mejorar el sistema informático de las oficinas de la Dirección de Migraciones en cada puesto fronterizo. La disposición entraría en vigencia en enero de 2009.

“Nos parece un acto de justicia”, sostuvo Randazzo. El ministro, además, consideró “una injusticia que un argentino viaje a Estados Unidos y le cobren la visa a un costo de 134 dólares”. Ahora Migraciones cobrará a cada viajero de cualquiera de esas nacionalidades que ingrese al país una suma equivalente a la que se les cobra a los argentinos para obtener el visado. Actualmente, en el caso de Estados Unidos es de 131 dólares. Se estima recaudar, en promedio, cien dólares por turistas.

Randazzo aclaró que “no se trata de una visa, sino de una tasa que se cobrará a todos por primera vez, pero luego tendrá la misma duración que las visas que esos países otorgan a los argentinos”. Y confirmó que “la tendrán que pagar tanto aquellos que vengan como turistas como los que lleguen al país por cuestiones laborales o de estudio”.

Bolivia, Chile, Ecuador y Brasil apelaron en los últimos años al principio de reciprocidad para devolver con la misma moneda los requerimientos exigidos a sus ciudadanos. “La medida surge para adecuar la normativa argentina a las vigentes en países vecinos. Se busca que las políticas macro coincidan en la región”, explicaron a PáginaI12 voceros del Ministerio del Interior.

El Ministerio del Interior tuvo en cuenta las estadísticas de la Secretaría de Turismo sobre el número de ciudadanos de Estados Unidos, Canadá y Australia que ingresan al país, sobre todo como turistas, y que estos países les cobran a los argentinos para atravesar sus fronteras. Según las estadísticas oficiales que se publican en la web de la Secretaría de Turismo, en 2007 entraron a la Argentina 4.474.454 turistas, de los cuales 442.704 (casi un 10 por ciento) fueron de Estados Unidos y Canadá. La medida abarca a todos los turistas que vengan desde cualquier país que les pide visa y cobra por ellas a los argentinos. Son en total 116 naciones. En cambio, podrán seguir ingresando sin pagar la tasa los turistas que provengan de países de América latina, de la Unión Europea y de otras 28 naciones.

La modernización de las oficinas de la Dirección de Migraciones incluye, además del equipamiento informático de todos los puestos de frontera, la compra de equipos de aire acondicionado y calefacción.

La tasa se cobrará en las oficinas de Migraciones de los aeropuertos, que es por donde ingresa casi la totalidad de los turistas y donde, además, están dadas las condiciones operativas para poner en marcha el sistema sin mayores dificultades. Al respecto, el artículo 5º del decreto establece que Migraciones tiene a su cargo “la designación de los lugares donde se implementará el cobro de la citada tasa, atendiendo a la capacidad operativa, volumen de tránsito de personas e infraestructura de los lugares de ingreso al país”.

La resolución, que consta de cinco artículos, argumenta que la disposición obedece a que “algunos países respecto de cuyos nacionales la República Argentina exime del visado como requisito de ingreso a su territorio, exigen a los ciudadanos argentinos el pago de una tasa por la solicitud y/o tramitación de la visa para el ingreso a sus territorios por turismo o negocios; mientras que sus nacionales ingresan al territorio argentino, por idénticos motivos, sin visa consular ni pago de tasa retributiva alguna”. Y que, por lo tanto, “a fin de restablecer la reciprocidad en el trato entre los Estados involucrados y nuestro país, afectada a partir de las exigencias que se imponen unilateralmente a nuestros ciudadanos, se considera oportuno disponer la creación de una tasa de solicitud de ingreso que deberán abonar los extranjeros que pretendan ingresar a la República Argentina, por turismo o negocios, y sean nacionales de países a quienes alcance el beneficio referido”.

Por otra parte, Randazzo presentó ayer una iniciativa para reglamentar la Ley 25.871 de Migraciones, vigente desde la última dictadura militar. El ministro explicó que la nueva ley “cambia el paradigma de la política migratoria, de carácter discriminatorio, que sustentó la dictadura militar a partir del año 1976, y que veía en las migraciones un factor de potencial amenaza a la seguridad nacional; que estaba inspirada en principios de naturaleza expulsiva del migrante, como sigue sucediendo en muchos países del mundo”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Randazzo (izquierda), junto al subsecretario de Interior y el director de Migraciones.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.