SOCIEDAD › VECINOS DE SAN ISIDRO RECLAMARON CONTRA LA INSEGURIDAD

Una marcha con objetivo fijo

Convocados con consignas propaladas desde Radio Diez, y con el aporte del intendente local Gustavo Posse, los vecinos reclamaron más policía. Estuvo presente el jefe de la Bonaerense, Daniel Salcedo. El acto, presentado como sin banderías, tuvo tufillo político.

“Vamos a ir el jueves 13 de noviembre a Plaza de Mayo a reclamar por nuestra seguridad”, convocaba Juan Carlos Blumberg. Lo escuchaba una manifestación de una cuadra de vecinos de San Isidro y alrededores, que se concentraron ayer frente a la Municipalidad local para reclamar medidas de seguridad. La marcha fue convocada después de ocurrido el crimen del ingeniero Ricardo Barrenechea, por familiares y la propia intendencia. Durante todo el fin de semana se escucharon lemas convocantes difundidos desde Radio Diez. Los vecinos presentaron un petitorio al intendente Gustavo Posse.

Al escenario, montado sobre el frente del edificio municipal, llegaron el intendente Posse (alrededor de las 18.25), acompañado nada menos que por el jefe de la Bonaerense, Daniel Salcedo. Algunos sectores de vecinos no los recibieron, lo que se dice habitualmente, bien. Se escucharon rechiflas e insultos. A su vez, los familiares de las víctimas acordaron que no permanecieran en el escenario, montado en Centenario 77, para que no diera la imagen de que se “politizaba” el encuentro, según dijeron después.

Pese al intento de levantar las consignas sin banderías, a los organizadores les resultó imposible que la hilacha se escapara entre las estrofas de los cánticos, dirigidos eminentemente contra el Gobierno. “Cristina bajá del helicóptero”, se leía en un cartel de cartón marrón, sostenido en la esquina de la avenida Márquez y Centenario por una señora de más de 40 años, vestida con pantalones y suéter negro y anteojos de gruesos marcos negros. “Cristina nos quiere robar la jubilación”, se enfurecía Norma, una señora bronceada, cabellos grisáceos cortos, unos 60 años y simpatías por la soja: pedía efusivamente que “Cristina deje gobernar al vicepresidente”.

La mayor parte de los convocados eran vecinos de más de 50, muchos no demasiado acostumbrados al ejercicio en la calle, participaban con sus prolijos ambos, sin corbata dominical. Otros llevaron sillas playeras para mantenerse de pie sólo lo necesario. El acto comenzó minutos después de las 18.30. El presidente de la Red Solidaria, Juan Carr, pidió “a los gobernantes más seguridad y justicia porque reclamamos lo que nos corresponde como ciudadanos”. En otro párrafo de su discurso afirmó que “debe haber suficientes cárceles”. Otro de los oradores fue el rabino Sergio Bergman, quien opinó que “el dolor de San Isidro es de toda la Argentina” e instó a la ciudadanía a “tomar protagonismo” y “levantarse de la pasividad”, porque “es nuestro tiempo para que la patria se ponga de pie y reclame paz”.

Marta Pajón, madre de una docente asesinada el mes pasado en Castelar, pidió “por favor” a las autoridades que tomen medidas para que “nunca más pase lo que está pasando ahora”.

También participaron de la protesta miembros de organizaciones civiles, como Isabel Yaconis, de Madres del Dolor. Algunos lemas como el del intendente Posee, en un símil Blumberg, reclamaban que “los responsables de las excarcelaciones y leyes se hagan cargo de la inseguridad”.

Tras el acto, los familiares de las víctimas presentaron un petitorio. En sintonía con la polémica iniciativa de Scioli para bajar la edad de imputabilidad de los menores, los familiares la “adecuación de las leyes sobre responsabilidad penal de los menores”. Además, solicitaron, entre otros puntos, “la existencia de un sistema de reeducación social efectivo”; “suficientes cárceles, alcaldías e institutos de menores”. Otro de los reclamos fue que la Gendarmería Nacional no abandonara la custodia de Villa La Cava.

Horas antes el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, había insistido con el polémico proyecto de ley que pretende bajar la edad de imputabilidad. “Es hora de que el Congreso debata de una vez por todas si los menores de entre 14 a 16 años, para ciertos delitos graves, tienen o no responsabilidad penal”, reiteró en declaraciones a la prensa. El gobierno bonaerense aseguró que presentará la polémica iniciativa, anunciada el miércoles por el gobernador Scioli.

Compartir: 

Twitter
 

El acto fue presentado como “sin banderías”, aunque tuvo presencias que no dejaban dudas.
Imagen: Jorge Larrosa
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.