SOCIEDAD › LO ACUSAN DE HABER ASESINADO A UN PASTOR EVANGELISTA

Un niño de 12 detenido por homicidio

Un niño de 12 años y cuatro adultos fueron detenidos en el marco de causas vinculadas con tres crímenes ocurridos en diversos asaltos perpetrados en los últimos días en la ciudad de Córdoba. El más resonante de los casos fue el del niño quien, según el jefe de Investigaciones Criminales, Sergio Comugnaro, fue arrestado durante un allanamiento en el barrio Estación Flores, al sudoeste de la capital provincial. Esa detención estaba vinculada al asesinato de un pastor evangélico.

El hecho ocurrió el 11 de diciembre último, en la casa de Amsterdam 4917, alrededor de la medianoche, cuando Juan Ramón Olariaga, de 58 años, se aprestaba a cenar junto a su esposa luego de regresar del templo evangélico. En ese momento, tres delincuentes, aprovechando que una puerta estaba abierta, ingresaron con la intención de llevarse la recaudación del diezmo, que ese día Olariaga había dejado en el templo.

Hubo una discusión y uno de los tres asaltantes disparó a Olariaga, quien falleció al día siguiente, y también gatilló tres veces a la esposa del hombre, Blanca Giménez, aunque no salieron los disparos. Hasta ayer se desconocía la supuesta participación de un niño en este episodio.

En tanto, una mujer de unos 40 años fue detenida ayer por la mañana durante allanamientos realizados en el barrio San Salvador de la ciudad de Córdoba, por el crimen de Elsa Lisi Ponce de Borghi de 82 años, quien murió en un asalto, informó Comugnaro.

La jubilada, quien vivía sola en una casa ubicada en Copiapó 671, en el barrio Juniors, había retornado de un viaje del exterior el 10 de diciembre pasado. La mujer fue encontrada sin vida al día siguiente, boca arriba en una de las camas y con las manos atadas con una bufanda, con signos de haber sido golpeada.

Durante la madrugada de ayer, también tres hombres fueron detenidos vinculados con el asesinato del dueño de una maderera de la periferia sur de Córdoba, ocurrido el 24 de noviembre pasado. Los allanamientos se llevaron a cabo en el barrio Suárez, indicó el jefe policial Comugnaro.

Guillermo Morales de 39 años fue asesinado al resistirse al robo de unos 15 mil pesos que tenía destinado para el pago de jornales. En primer lugar le dispararon con una escopeta de caño recortado y luego fue ultimado con un revólver. Eran dos los asaltantes, mientras un tercer hombre los aguardaba en una moto. “Tanto la escopeta como la moto fueron secuestradas por la policía”, precisó Comugnaro.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.