SOCIEDAD › UNA CUADRA, EN PALERMO, PARA PUESTOS DE ARTESANOS

Vecinos en contra de una peatonal

El gobierno de Mauricio Macri se especializa en resolver conflictos creando otros nuevos. Esa parece ser la situación en Palermo Viejo, en especial el sector de Plaza Cortázar, donde el gobierno pretende desalojar a los vendedores ambulantes o manteros que ofrecen una amplia variedad de productos en las veredas de esa zona. Para ello, después de una mediación judicial, dispuso cortar durante los fines de semana una cuadra de la calle Honduras, para instalar allí los puestos de artesanos autorizados. La medida, que se realizará como prueba piloto durante seis fines de semana, a partir de hoy, generó el rechazo de algunos vecinos, que ayer salieron a la calle a protestar contra esa iniciativa.

“Queremos recuperar la jerarquía del barrio, que estaba degradado por la presencia de más de 500 vendedores ilegales en unas quince manzanas alrededor de la Plaza Cortázar”, dijo a Página/12 el ministro de Ambiente y Espacio Público, Juan Pablo Piccardo. De esa manera, el funcionario justificó la medida que, según explicó, fue el resultado de un acuerdo en el marco de una mediación judicial en la que participaron los artesanos, el gobierno y “muy pocos” vecinos, quienes finalmente no firmaron el acuerdo.

El acuerdo consiste en convertir en peatonal una cuadra de la calle Honduras, que alternativamente será entre Serrano y Thames o entre Serrano y Gurruchaga. Allí sólo podrán instalarse los 120 vendedores o artesanos que cuentan con una medida de amparo judicial a favor desde febrero de 2007. El Gobierno asegura que no se permitirá la instalación de otros vendedores.

Pese a esa promesa, vecinos y comerciantes salieron ayer a protestar en contra de la peatonalización. “No queremos que estas dos cuadras queden ocupadas para siempre”, razonan. Desde el gobierno aspiran a reducir la “ocupación indebida” del espacio público y aseguran que no permitirán la instalación de puestos en otras arterias de esa zona.

–¿Cómo piensan impedir la instalación de los 500 puestos que consideran ilegales? –le preguntó este diario a Piccardo.

–Desde hace unas semanas se están haciendo procedimientos para incautar mercadería. Muchos ya han aceptado las reglas del juego.

La ocupación de las veredas por parte de vendedores se extiende a lo largo de unas doce manzanas entre las calles Costa Rica, Uriarte, Malabia y Gorriti. El barrio se caracteriza por el funcionamiento de comercios de indumentaria y diseño y locales gastronómicos que también suelen ocupar el espacio público con sillas y mesas, aunque esto no genere quejas por parte de los vecinos.

El corte se realizará los sábados, de 14 a 20, y los domingos, de 10 a 20, hasta el 22 de marzo inclusive, si el gobierno no revé antes la medida.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.