SOCIEDAD › TIENE GRAVES PROBLEMAS ELECTRICOS, SE QUEDO SIN AGUA Y SE FILTRAN LIQUIDOS CLOACALES

Una escuela colapsada y sin clases

Una escuela de Parque Chacabuco está hace tres días sin clases por graves problemas edilicios. Reclamo de los padres.

Más de un millar de alumnos que cursan en una escuela del barrio porteño de Parque Chacabuco no tienen clase desde el martes, aunque no por causa de la gripe A: el edificio presenta graves fallas en las instalaciones eléctricas y sanitarias que lo hacen inhabitable y ponen en riesgo a los estudiantes y al personal. Un grupo de padres presentó ayer una nota dirigida al ministro de Educación porteño, Mariano Narodowski, en la que enumeran los problemas edilicios, algunos de larga data y otros producidos por la falta de mantenimiento. Mientras los padres convocaron para hoy a una concentración en la puerta de la escuela, desde el Ministerio prometieron que hoy los problemas estarían resueltos.

Se trata de la Escuela Nº 7 del Distrito Escolar 8º Niñas de Ayohuma, ubicada sobre la avenida Asamblea, en el Parque Chacabuco. Por la rotura de una bomba, el martes fueron suspendidas las clases, y si bien ayer el edificio estuvo abierto, los directivos les pedían a los padres que se animaban a dejar a sus hijos que firmen un consentimiento escrito. En esas condiciones, fueron pocos los niños que se quedaron en clase.

“El problema más grave es el de las instalaciones eléctricas, hace rato que los tableros de la sala de máquinas no dan para más. Esto hace que se corte la luz en un sector de aulas. Para colmo, esta semana se quemaron dos bombas y el edificio se quedó sin agua y sin desagote cloacal”, dijo a Página/12 Fernando Murano, uno de los padres que firmó la nota dirigida al ministro.

Miembros de la asociación cooperadora recordaron que “desde hace más de dos años está previsto el cambio del tablero, pero el trabajo no se hizo”. También advirtieron que el trabajo de mantenimiento lo hacía periódicamente la cooperadora, que pagaba a personal especializado mediante los subsidios que entregaba el gobierno. Pero estos fondos fueron recortados drásticamente desde hace dos años.

Otro de los problemas edilicios es “la filtración de líquidos cloacales que caen desde los baños del primer piso a las aulas de la planta baja porque las cañerías están pinchadas”, relató Murano. Para colmo, la escuela no cuenta con calefacción, ya que “recién ahora comenzaron la reparación de la caldera y se estima que recién estará terminado el arreglo para agosto”. “Las autoridades prometieron instalar calefactores eléctricos, pero en las condiciones que está la instalación, difícilmente aguante”, agregó el padre consultado por este diario.

“Enviamos un correo electrónico a la dirección que el ministro tiene en la página oficial, pero viene rebotado porque no existe”, se quejó Alejandro Timpanaro, otro de los padres firmantes. La nota está rubricada por padres que son arquitectos e ingenieros, que hicieron un diagnóstico de las condiciones del edificio.

Ante una consulta de Página/12, desde el Ministerio informaron que “desde el martes 26 de mayo personal del área de mantenimiento se encuentra realizando tareas para corregir los inconvenientes: la bomba due arreglada y está funcionando desde ayer (miércoles); el problema de la falta de luz fue solucionado hoy (por ayer) y queda pendiente de soluciónel arreglo del caño cloacal, que será reemplazado mañana (por hoy), a la mañana”.

El problema afectó durante dos días a unos 800 alumnos de ambos turnos de nivel primario y a unos 400 de nivel incial (jardín de infantes). El edificio, construido en los años ‘80, es una de las denominadas “escuelas Cacciatorie”, la mayoría de las cuales están entrando en colapso por graves deficiencias de infraestructura. Según el informe pormenorizado, el sistema eléctrico “se encuentra colapsado”, por lo que se producen “reiterados cortes de energía”. Además, un tablero “no cuenta con aislación adecuada” y en la entrada a un grupo de aulas existe “riesgo de electrocución de las personas”.

Un arquitecto de la Defensoría del Pueblo concurrió ayer a la escuela para iniciar una actuación. En tanto, los padres de ambos turnos se reunirán hoy al mediodía para determinar los pasos a seguir.

Compartir: 

Twitter
 

La escuela Niñas de Ayohuma, en Parque Chacabuco, donde cursan 1200 alumnos de primaria y jardín.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.