SOCIEDAD › MACRI LE CANCELO LA INSCRIPCION EN LA CIUDAD POR IRREGULARIDADES

Tarjeta roja para Felices los Niños

El gobierno porteño canceló la inscripción de la Fundación Felices los Niños en la ciudad de Buenos Aires, por las irregularidades detectadas en el hogar San José Obrero, dependiente de la entidad que preside el sacerdote Julio César Grassi, por las que la Justicia ordenó reubicar a los menores que allí residían. La decisión implica que la sede del hogar, en el barrio de Chacarita, no podrá ser utilizada una vez que los niños que aún no fueron trasladados a otros hogares sean reubicados. La Fundación tampoco podrá celebrar convenios, obtener subsidios o recibir derivaciones de niños por parte del Gobierno de la Ciudad.

La medida fue adoptada por la presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Jessica Malegarie, a través de la resolución 468. La funcionaria reseñó las anomalías e irregularidades que se detectaron en el hogar, que no fueron subsanadas por Felices los Niños. Entre ellas, Malegarie señaló “la falta de orientación en la formación de los residentes en temas de salud sexual, reproductiva y adicciones” y “la falta de supervisión externa en el aspecto psicológico”, sumadas a “la omisión de talleres sobre adicciones, a pesar de trabajar con población en riesgo”.

La funcionaria subrayó la insuficiencia del personal, “falto de profesionalismo y formación específica en la temática de situaciones de abuso” que los chicos padecieron “antes del ingreso en el hogar”. La Fundación “ha incumplido con los compromisos asumidos en orden a la incapacidad de los operadores designados por los responsables del hogar en dar contención y establecer pautas de convivencia adecuadas a las niñas, niños y adolescentes alojados”, agregó.

Malegarie resaltó que “tampoco avanzaron en las reformas edilicias previamente acordadas, habiéndose realizado sólo arreglos menores”. Pese a las características y antecedentes de los chicos alojados en el hogar, la institución no contaba con un solo psicólogo.

El conflicto judicial en el Hogar San José se inició a partir del intento de suicidio de un niño de ocho años alojado allí, ante los casos de abuso sexual ente menores que se producían en el lugar. La jueza en lo Civil Miriam Rustan de Estrada resolvió reubicar a los chicos para evitar que continuaran en riesgo, lo que fue impedido violentamente en un primer momento por los seguidores de Grassi. De los más de treinta niños que vivían en ese hogar, hoy sólo quedan doce.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.