SOCIEDAD › AL MENOS 52 MUERTOS POR INUNDACIONES Y UN ALUD PROVOCADO POR LAS LLUVIAS

El agua que vino con tragedia en Río

Las lluvias empezaron el miércoles pasado. Ayer, un deslizamiento de tierra arrasó una posada turística de lujo en Isla Grande. Sólo allí se encontraron 19 cadáveres, aunque se cree que la cantidad de víctimas fatales en ese lugar puede llegar a 40.

Producto de las intensas lluvias en la región sudeste de Brasil, al menos 52 personas murieron en el Estado de Río de Janeiro desde el miércoles pasado. Ayer, el deslizamiento de tierra arrasó con una posada de lujo y varias casas en Isla Grande, y hasta el momento fueron encontrados sin vida 19 cuerpos. No obstante, “según lo que estuvimos conversando con los vecinos, es posible que pueda llegar a un número de 40” muertos, afirmó uno de los bomberos locales.

La ladera de uno de los cerros se desprendió completamente la madrugada de ayer, arrastrando consigo árboles y enterrando parte de la posada de lujo Sankay –donde se supone había unas 40 personas– y tres casas alquiladas por turistas para las celebraciones de Año Nuevo. Los últimos datos oficiales indican que al menos 19 personas (entre extranjeros y locales) fallecieron en el incidente, que podría dejar 40 víctimas más.

“Según lo que estuvimos conversando con los vecinos, es posible que pueda llegar a un número de 40 muertos”, afirmó el comandante del Cuerpo de Bomberos, coronel Pedro Machado. Asimismo, “como las casas y la posada están debajo de toneladas de lodo, el rescate es más difícil, porque no es posible usar equipamiento pesado para no correr el riesgo de que ceda el terreno”, señaló en un comunicado el gobierno carioca. De todas maneras, en el texto también se informó que los rescatistas están realizando un trabajo manual en busca de más víctimas.

En la playa de Bananal de Isla Grande, a la que sólo se puede acceder por mar, todavía trabajan más de 100 efectivos del cuerpo de Bomberos y de la Defensa Civil. Sin embargo, “las chances de rescatar (más personas) con vida son muy pequeñas”, agregó Machado.

Además, en el centro de la ciudad de Angra dos Reis (unos 150 kilómetros al suroeste de Río de Janeiro), otro deslizamiento enterró varias casas, dejando al menos 11 muertos. Debido a la catástrofe, la municipalidad de Angra dos Reis decretó el estado de calamidad y luto oficial por tres días.

“Es un escenario desolador: una montaña de piedras y árboles cayó sobre varias casas”, describió el vicegobernador del estado de Río de Janeiro, Luiz Fernando Pezño, que acompañó los trabajos de rescate. Las playas en el municipio de Angra dos Reis, sur del estado de Río, son uno de los destinos favoritos por los turistas extranjeros y nacionales.

Según las cifras oficiales, las fuertes lluvias desde el miércoles vienen dejando –en distintos incidentes– un total de 52 muertos confirmados. La ciudad de Río de Janeiro está en estado de alerta ante la posibilidad de nuevos deslizamientos de tierra.

Compartir: 

Twitter
 

La ladera de uno de los cerros se desprendió completamente, arrastrando consigo los árboles.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared