SOCIEDAD › LOGRO ESCAPAR DE SU CAUTIVERIO

Una niña secuestrada

 Por Emilio Ruchansky

El 19 de marzo pasado, una chica boliviana de 13 años fue secuestrada en una finca sobre el Valle de Uco, en Mendoza. Había ido hasta allí para ayudar a su hermana y a su cuñado, que acaban de ser padres, y planeaban trabajar levantando la cosecha, como otros miles de peones golondrinas. Ella debía cuidar a su sobrino. Y lo hizo hasta que un hombre que se alojó con sus tres hijos en la finca la raptó y la llevó en su camioneta hasta Pedro Luro, en el partido bonaerense de Villarino, cerca de Bahía Blanca. “El hombre la obligaba a limpiar la casa, cocinar y cuidar a los chicos. Todo esto en condiciones de semiesclavitud. Hasta que se pudo escapar un día que el secuestrador no estaba en casa”, contó ayer Laura Prelles, coordinadora del Servicio Zonal de Protección y Promoción de los Derechos del Niño. Anoche la policía detuvo al supuesto secuestrador.

“La encontramos el sábado 19 de junio, sola, en una garita de colectivos en la ruta entre Pedro Luro y Mayor Buratovich. Estaba muy asustada, no podía hablar. Ni siquiera sabía dónde estaba”, recordó la titular de policía comunal de Villarino, María Beatriz Scalazzo, quien aclaró que la joven nunca fue prostituida, como se dijo en varios medios locales. “El hombre que la explotaba se llama Angel Fabián Marín y tiene 32 años. Según tengo entendido, hace dos años que vive acá y se dedica a la zafra de la cebolla. Por suerte, la chica no tiene signos de haber sido abusada sexualmente, pero fue muy maltratada”, agregó Scalazzo.

Tras ser llevada al hospital de Pedro Luro para un chequeo médico, en el que notaron que estaba mal alimentada, la joven fue derivada a una Casa de Abrigo. Allí comenzó la dificultosa tarea de ubicar a sus padres. “Ella habla castellano, pero la lengua que domina es el quechua. Nos dio los nombres de los padres pero no pudimos ubicarlos. Nos contactamos con el consulado de Bolivia y nada. Recién pudimos dar con su familia cuando un vecino de la zona que también es de Bolivia la vio y la reconoció”, relató Prelles. Los padres llegaron el lunes, tras viajar por sus propios medios desde Potosí para el reencuentro.

La niña, que no cursó la primaria y tampoco tiene documentos, recién podría ser reintegrada a sus padres en el transcurso de esta semana. Antes, se deberán hacer una serie de trámites para que se compruebe la documentación de los padres. “En Mendoza había una denuncia hecha por el cuñado de la joven, nosotros pudimos rastrearla gracias a Missing Children, que había publicado una foto de la menor. Después hicimos la denuncia acá contra la persona que la había secuestrado”, dijo Floreal Gramajo, quien también integra el Servicio de Protección a los Derechos del Niño y cuidó a la joven desde el 22 de junio en adelante.

Mientras tanto, la policía de Villarino se contactó con la de Mendoza y se supo que había una orden de captura pendiente “por rapto agravado” contra Marín por el secuestro de la joven, que fue emitida por un juzgado de Mendoza. “Y otra cosa. Tiene antecendentes. El hombre es oriundo de Mendoza y tiene tres chicos: una nena de 15, otra de 8 y un varón de 4. Su ex esposa lo denunció por retención ilegal de los chicos”, dijo la titular de la policía de Villarino, que aún espera órdenes desde Mendoza para que se realice el traslado de Marín a esa provincia.

“Marín habría conocido a la hermana y al cuñado de la nena en esa finca cerca de San Carlos, en Mendoza. Pasó dos o tres días con ellos y cuando se descuidaron, se llevó a la menor. Acá la hacía trabajar como sirvienta y cuando se iba al campo, hacía que su hija de 15 la vigile. Su plan era que esta niña cuidara a los hijos más chicos cuando es la época de cosecha”, relató Scalazzo. La joven, agregó, nunca supo exactamente dónde se encontraba: “Siempre decía que estaba en Argentina, no sabía que había estado en Mendoza ni que ahora estaba en Villarino”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.