EL PAíS › DESPUéS DE CINCO AñOS, COBOS VOLVIó AL COMITé NACIONAL DE LA UCR

Los correligionarios sean unidos

El vicepresidente se reunió con Alfonsín, Aguad, Morales y Sanz. Empezaron a discutir una propuesta para el “congreso programático” de octubre. Acordaron evitar confrontaciones internas en los grandes distritos, pero no definieron cómo elegirán candidatos.

 Por Sebastian Abrevaya

Julio Cobos volvió ayer, después de cinco años sin pisar el Comité Nacional, a la casa máxima del partido radical. El vicepresidente tenía previsto participar de la presentación de un libro sobre la historia de la UCR, pero al enterarse el titular del radicalismo, Ernesto Sanz, lo convocó a una cumbre de la que participó con su competidor de cara a las presidenciales de 2011, Ricardo Alfonsín. Además, estuvieron los presidentes de los bloques parlamentarios, el diputado Oscar Aguad y el senador Gerardo Morales. “Es una gran satisfacción volver a la casa de uno”, aseguró el vice al terminar su jornada en el histórico local de la calle Alsina. Así, el radicalismo dio una nueva muestra de unidad que se plasmará en un “congreso programático” previsto para octubre, cuando los dos espacios consensuarán un plan de gobierno único.

“No podíamos permitir que la vuelta de Cobos al partido sea por la presentación de un libro. Con todo respeto por el autor del libro, pero esto significa mucho más que eso”, explicó Sanz. El vice recorrió las tres cuadras que separan el Senado del comité en auto. No estuvo acompañado por ninguno de los dirigentes de su entorno político, como el intendente Mario Meoni, el diputado Daniel Katz o el mendocino Juan Carlos Jaliff. En cambio, había dos radicales alineados con su proyecto presidencial: Aguad y el secretario general del Comité, Jesús Rodríguez. A la presentación del libro, que se hizo después de la cumbre, se sumaron luego los senadores Mario Cimadevilla (Chubut) y José Cano (Tucumán), el diputado Rubén Lanceta y el bonaerense Leopoldo Moreau.

“Comenzamos a trabajar en una propuesta para unificar en el congreso programático”, adelantó el vice mientras salía de la UCR. Lo mismo repitieron Alfonsín, Morales y Sanz. Entre otros, quien se está encargando de las propuestas de Cobos es el ex jefe de Gabinete de la Alianza Christian Colombo. El radicalismo buscará que además de “toda la inteligencia radical” participen del encuentro políticos e intelectuales de todo el mundo, como Ricardo Lagos, Ludolfo Paramio, Roberto Mangabeira Unger, Tabaré Vázquez y Massimo D’Alema.

El tema electoral no estuvo al margen de las conversaciones, aunque ambos sectores evitaron hablar de la conflictiva relación con la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y acordaron la necesidad de mantener el Acuerdo Cívico y Social que integran el Partido Socialista, el GEN, la UCR y la CC. “El Acuerdo Cívico y Social es una realidad que hay que respetar porque lo votó la gente. Veremos después si se puede plasmar en un acuerdo electoral”, admitió Cobos, casi con resignación. Más entusiasta, Alfonsín llamaba a hacer todos los esfuerzos necesarios para sostenerlo y también para incorporar a nuevos sectores. Las aspiraciones del Comité Nacional son generar lo más pronto posible “reglas de juego claras” entre los distintos actores del ACyS, pero por el momento no está prevista ninguna acción que pueda interferir en el acuerdo alcanzado por todo el Grupo A en el Congreso.

Uno de los puntos centrales de la cumbre fue la situación de la UCR en las provincias más grandes, como Santa Fe, Córdoba, Mendoza, Buenos Aires y Capital Federal. Los dos dirigentes coincidieron en que el radicalismo debe evitar la confrontación entre ambos candidatos en esos distritos para no generar un desgaste que los perjudique frente a los referentes de otras fuerzas. No así, en cambio, en distritos más pequeños, en los que la puja de los candidatos nacionales como Cobos y Alfonsín “sirve para dinamizar al partido”.

“No creo que haya dos candidatos en agosto”, aseguró el vicepresidente, en respuesta a una eventual compulsa con Alfonsín en la primaria abierta del año próximo. Cobos dijo que “la gente espera racionalidad y consenso”, por lo que desestimó también la posibilidad de dirimir la candidatura en una interna radical, aunque todavía no quedó definido de qué forma se elegirán los candidatos.

Mientras tanto, Sanz tiene prevista una serie de actividades para fortalecer y darle volumen al radicalismo del interior. En cuanto puedan coordinar sus agendas, reunirá a los once intendentes de capitales de provincia que posee el partido, en un esfuerzo por demostrar la “capacidad de gestión de la UCR”. Además, el 26 de julio se realizará el acto de asunción de autoridades porteñas en la Federación de Box, donde se espera que concurran tanto Cobos como Alfonsín para apuntalar el desempeño radical en el distrito.

Hubo también un llamado de atención para Sanz, quien la semana pasada participó de una reunión organizativa del lanzamiento del Movimiento de Renovación Nacional (Morena), que impulsa la candidatura de Alfonsín. “Confiamos en la capacidad de Sanz para distinguir su condición de presidente del partido y de militante radical”, deslizó Cobos.

Compartir: 

Twitter
 

“Es una gran satisfacción volver a la casa de uno”, dijo Cobos, que había sido expulsado de la UCR.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.