EL PAIS › NESTOR KIRCHNER LLEGO A CHILE Y SE REUNIO CON EL PRESIDENTE PIñERA

“Hay coincidencias por la Unasur”

Como secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas, Kirchner viajó para promover la incorporación formal de Chile a la entidad regional. Consideró que Piñera “está trabajando por el respaldo”. También visitó a Bachelet, Lagos y Ominami.

 Por Christian Palma

Desde Santiago de Chile

Puntual, a las 14, según lo establecido en la agenda acordada con anterioridad, Néstor Kirchner llegó a La Moneda junto a sus asesores. La severa lluvia que afecta a buena parte del país lo recibió antes que el anfitrión principal del palacio de gobierno, el presidente Sebastián Piñera. Juntos almorzaron y vieron el partido entre Holanda y Uruguay. ¿Por qué equipo habrá hinchado Kirchner?, maliciaba la prensa local que cubrió la llegada del ex mandatario argentino. La visita del actual titular de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se enmarca en un viaje de dos días al país para promover y acelerar la inclusión de Chile en esa entidad, ya que aún no ratificó su participación.

“Estamos teniendo todas las reuniones necesarias”, sostuvo Kirchner en relación con la actividad que desplegará para lograr que el país se incorpore a la Unasur. “Hay coincidencias plenas con el presidente Piñera en cuanto a la visión de lo que debe ser Unasur y calculo que también la habrá con los otros bloques políticos”, dijo tras dos horas de reunión, a la que asistió acompañado por Rafael Follonier, coordinador de la Unidad Presidente, y Juan Manuel Abal Medina, vicejefe de Gabinete, además del embajador argentino en Santiago, Ginés González García. Kirchner y Piñera intercambiaron obsequios: el argentino le entregó un attaché marrón, “elegido por Cristina”, admitió.

Para Kirchner, el mandatario chileno “está trabajando por el respaldo. El participa activamente en la idea de la constitución de una Unasur plural, constructiva, ágil y dinámica que represente los intereses de la región”. Kirchner también se tomó tiempo para salir al cruce de las críticas respecto de su labor simultánea como diputado y como secretario general de Unasur. “Estoy haciéndolo con muchas ganas y participando activamente de las conversaciones, intercambiando ideas de las verdades relativas que podemos tener todos y, en esa verdad relativa, encontrar una verdad superadora que nos contenga a todos los latinoamericanos.”

Horas más tarde, mientras la lluvia no daba tregua, Kirchner se reunió con los ex presidentes de Chile Michelle Bachelet (quien ya fue presidenta pro témpore de Unasur) y Ricardo Lagos. Visitó a los ex mandatarios socialistas en sus fundaciones: Dialoga y Democracia y Desarrollo, respectivamente.

A eso de las diez de la noche, el esposo de la presidenta Cristina Fernández llegó a la casa del ex candidato presidencial y líder del Partido Progresista Marco Enríquez-Ominami, uno de los políticos con más futuro, según pronostican las encuestas en Chile. Su padre, Carlos Ominami, ex senador y también socialista, fue el nexo para concretar la reunión, debido, según explicó a medios locales, “al reconocimiento de una amistad y un entendimiento común entre Chile y Argentina”.

Hoy Kirchner se trasladará al Congreso ubicado en el puerto de Valparaíso para reunirse con los presidentes de ambas cámaras parlamentarias. La aprobación de la constitución de Unasur ya pasó por la Cámara de Diputados y se está a la espera de lo que resuelva el Senado. En este escenario, legisladores de la alianza derechista de gobierno han planteado sus reparos sobre Unasur, entre otras cosas, por la influencia que –estiman– podría ejercer el presidente venezolano, Hugo Chávez.

El senador del partido conservador Unión Demócrata Independiente (UDI) Hernán Larraín sostuvo que la prioridad debe ser “la integración física y no una estructura política ni una burocracia frondosa, como les gusta a muchos personeros en la región”, reconociendo además que “nos sorprende no encontrar una cláusula democrática como en la OEA” y que se genere un parlamento del organismo. Otros legisladores oficialistas exigen esta cláusula para evitar que algunos se eternicen en el poder. El canciller Alfredo Moreno añadió que el país se enfocará en que el uso del tratado y de la Unasur “sea lo más adecuado para la realidad de Chile”.

Con los viajes ya realizados como titular de Unasur –a Paraguay, Ecuador y ahora Chile– y con los que planea realizar, Kirchner busca que antes de la próxima cumbre de presidentes, prevista para agosto en Guyana, se haya producido mayor cantidad de avales parlamentarios a la participación de las naciones en la entidad regional. Espera contar, al menos, con los nueve exigidos para que rija el tratado constitutivo firmado en Brasilia en 2008. Los países que aún no suscribieron el documento son Brasil, Colombia, Paraguay, Surinam y Uruguay, además de Chile. Sí lo hicieron Ecuador, Venezuela, Bolivia, Perú y Guyana, además de Argentina.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner y Piñera estuvieron reunidos más de dos horas en La Moneda.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.