SOCIEDAD › AYER SE PROLONGARON LAS CONSECUENCIAS POR LA MEDIDA DE FUERZA EN AEROPARQUE

Miles de pasajeros en desgracia

Hubo vuelos cancelados y demorados. Decenas de pasajeros hacían cola para exigir la devolución del pasaje. La medida de fuerza de los controladores se inició el jueves y, si bien el conflicto se resolvió, continuaron los trastornos.

 Por Carlos Rodríguez

“Me siento Tom Hanks, pero no voy a ganar el Oscar.” Mariano Terán tiene un apellido que remite a Tucumán, su acento es nítidamente cordobés y su residencia actual es Buenos Aires. Su único proyecto, para este fin de semana, era visitar a su familia, aprovechando el feriado del viernes. Como muchos otros, pasó todo el jueves haciendo cola frente al mostrador número 9 de Aerolíneas Argentinas, en el hall de Aeroparque. Su intención era abordar el vuelo a Córdoba de las 6.45 del jueves, pero ayer viernes, fecha patria, seguía en la estación aérea y se sentía como el personaje interpretado por Hanks en el filme La terminal, sobre un hombre que estuvo meses varado en el aeropuerto Kennedy. En el aeroparque porteño bastaron dos días, con una medida de fuerza sorpresiva de los controladores aéreos de por medio, para que muchos pasajeros tuvieran que convivir durante 48 horas como una familia, en desgracia.

“El conflicto se solucionó anoche (por la noche del jueves), pero los coletazos siguieron durante todo el día de hoy (por ayer), porque hubo que cancelar vuelos y reprogramar otros, lo que provocó una vigilia nerviosa y quejosa de cientos y cientos de pasajeros. Las empresas no tuvieron nada que ver, pero igual fueron las que pagaron los platos rotos, por las pérdidas que sufrieron y porque fueron el blanco de las quejas”, le dijo a Página/12 una fuente de Aerolíneas Argentinas, que tiene cien viajes de cabotaje e internacionales diarios, en Aeroparque, y que entre el jueves y ayer tuvo que demorar o cancelar vuelos por el conflicto.

El paro fue producto de un problema preexistente entre el gremio que agrupa a los controladores de vuelo y la directiva de la Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC). Antes, los controladores dependían de la Fuerza Aérea y ahora de la ANAC. Las diferencias tienen que ver con el escalafón, ya que los trabajadores del sector piden que se introduzcan modificaciones porque, según ellos, “ahora no nos reconocen la antigüedad laboral y la jerarquía con la que llegamos a la transferencia entre la Fuerza Aérea y el Gobierno”, explicó una fuente del gremio.

La medida de fuerza comenzó a las 6 del jueves y se mantuvo durante toda la jornada. “Afectó a los cien vuelos de Aerolíneas y Austral, que manejan el 70 por ciento de los viajes de cabotaje e internacionales que salen de Aeroparque, pero también al de las otras empresas, incluyendo a LAN de Argentina.” El problema tiene su explicación sencilla. En Aeroparque, un avión aterriza y despega cada cinco minutos. Por la medida de fuerza, las frecuencias se hicieron cada diez o quince minutos.

Los destinos afectados fueron cerca de 40. Los más importantes, Mar del Plata, Mendoza, Comodoro Rivadavia, Santa Fe, Córdoba, Neuquén, Tucumán, Bariloche, Calafate y Posadas, en fin de semana largo y en la previa de las vacaciones de invierno. La ANAC dijo ayer que los vuelos habían “comenzado a normalizarse”, pero el malestar en Aeroparque continuaba. Frente a la oficina de venta de pasajes de Aerolíneas, la cola de pasajeros enojados se mantuvo ayer todo el día. Algunos pedían –a los gritos– la devolución del dinero, el pago de almuerzos, cenas o alojamientos o la reprogramación de los vuelos perdidos. “Hay problemas agregados con un paro de este tipo. Los pilotos no pueden permanecer más de cuatro horas en la estación aérea. Por las demoras, a veces teníamos el visto bueno para despegar, pero había que esperar al reemplazo del piloto y eso sumaba al problema”, explicó la fuente.

Compartir: 

Twitter
 

Muchos pasajeros tuvieron que convivir durante 48 horas en Aeroparque, en desgracia.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.