SOCIEDAD › EN UNA PELEA ENTRE JóVENES, HIEREN A UN CHICO DE CUATRO EN PLAZA OESTE

A los tiros en el shopping

Festejaban el Día del Amigo y por una gorra se agarraron a trompadas entre unos treinta jóvenes. Uno sacó de una mochila un arma y disparó tres tiros y un chico que paseaba con sus padres resultó herido en una pierna. Detuvieron a cinco adolescentes.

Un nene de cuatro años recibió un balazo en la pierna cuando paseaba dentro de un sho-pping del Gran Buenos Aires y un grupo de muchachos, que ahora están presos, comenzó a discutir por una gorra hasta que uno de ellos sacó un arma y efectuó varios disparos. El nene terminó internado fuera de peligro en el Hospital Posadas de Haedo, y el grupo acusado, cinco adolescentes de entre 16 y 19 años, quedaron aprehendidos a disposición de la fiscalía de Morón.

El joven de 19 años que realizó los disparos estaba acompañado por otro de 18, dos de 17 y uno de 16, que también quedaron aprehendidos e imputados en la causa caratulada como “tentativa de homicidio con dolo eventual agravado y tenencia ilegal de arma de uso civil”, a cargo de la UFI 2 y el fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Morón.

Si bien las autoridades del Plaza Oeste Shopping emitieron un comunicado asegurando que además del niño de 4 años quedó herido su padre, las fuentes policiales y judiciales señalaron que solamente fue baleado el chico. El episodio se registró cerca de las 18, en el primer piso del Plaza Oeste Shopping, en Vergara y la Autopista del Oeste, de Morón, que se hallaba colmado de gente que festejaba el Día del Amigo y por las vacaciones de invierno.

Un investigador judicial explicó a la agencia Télam que “unos les reclamaban a los otros que les devolvieran la gorra, todo pasó a mayores y comenzaron a pelear a las piñas. Según las declaraciones de los testigos, participaron en la pelea unos treinta muchachos”.

En medio de la pelea, un joven extrajo un revólver y efectuó tres disparos contra el otro grupo. Pero uno de los balazos impactó en la pierna de un niño de 4 años que se hallaba paseando junto a su madre y a su padre, aprovechando las vacaciones de invierno.

El chico cayó herido al piso y fue auxiliado por sus padres, quienes de inmediato lo llevaron a una sala de primeros auxilios del centro comercial y luego al Hospital Posadas.

Fuentes policiales y judiciales informaron que el niño recibió un tiro a la altura de la tibia y el peroné de la pierna derecha, pero el balazo no afectó la zona ósea, por lo que fue curado y hoy ya fue dado de alta. En tanto, varios policías que fueron alertados de lo que sucedió dentro del shopping salieron en busca de los protagonistas de la pelea y lograron detener a cinco de ellos.

“Se trata de un joven de 16, tres de 17 y uno de 19. Tres de ellos son de González Catán, uno de San Justo y el restante de Pontevedra”, dijo un jefe policial que participa de la investigación.

Las fuentes judiciales confirmaron que, de acuerdo con el relato aportado por testigos, el autor de los disparos es el muchacho de 19 años, quien fue identificado por la policía como Esteban Martín Bordón. A este joven, la policía le secuestró dentro de una mochila un revólver calibre 22 marca Doberman, que tenía en su tambor tres vainas servidas, lo cual coincide con la declaración de los testigos, que dijeron que habían sido efectuados tres balazos.

En principio, los investigadores confirmaron que el autor de los disparos no tiene antecedentes mayores y quedó acusado por el fiscal de Instrucción Nº 2 de Morón, Fernando Capello, del delito de “homicidio con dolo eventual en grado de tentativa y tenencia ilegal de arma de uso civil”.

Las fuentes explicaron que si bien el niño no era el destinatario del disparo, sí lo era algún otro muchacho y por eso se lo calificó como “homicidio con dolo eventual en grado de tentativa”, que prevé penas de hasta doce años de cárcel y no es excarcelable.

Carlos Sarabia, el padre del niño herido, aseguró que la agresión que sufrió su hijo “fue un susto terrible” y dijo que el agresor “se agachó, sacó de la mochila el revólver y empezó a tirar. Si no era mi hijo, podría haber sido cualquiera. Yo estaba a unos diez metros de donde se desarrollaba la pelea. Cuando mi señora se dio cuenta, me dijo “uy, mirá, se están peleando”. Yo le dije “bueno, vamos” y ahí siento un impacto y digo “están tirando balas de goma”. En ese momento mi hijo me gritó “¡ay ay ay, la pierna!’. Lo levanté y le vi el agujero en la pierna”, relató.

“Fue un susto terrible. Uno de vigilancia lo alzó y lo llevó a una enfermería, pero estaba cerrada. Después lo llevaron a una salita de vigilancia.”

Compartir: 

Twitter
 

El shopping Plaza Oeste, en Morón, y el patio de comidas, donde el martes dos grupos de jóvenes pelearon e hirieron a un chico.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.