SOCIEDAD › DENUNCIAN POR DISCRIMINACION A LA TITULAR DEL CONSEJO DE LA NIñEZ PORTEñO

Travestis fuera de registro

Beatriz Orlowski, presidenta del Consejo de la Niñez porteño, tachó de un formulario la categoría trans. El espacio Infancia K inició una lista de adhesiones para presentar una denuncia por discriminación ante el Inadi. Página/12 entrevistó a la polémica funcionaria.

 Por Emilio Ruchansky

La denuncia ante el Instituto Contra la Discriminación (Inadi) que viene impulsándose desde el espacio Infancia K contra Beatriz Orlowski, titular del Consejo de Niñas, Niños y Adolescentes porteño, sigue sumando adhesiones. La funcionaria, que eliminó la categoría “travesti” del formulario que llena el organismo cuando toma contacto por primera vez con un adolescente en situación de riesgo, le aseguró a Página/12 que desconocía por qué estaba ese ítem. “Hay sólo dos sexos, hombre y mujer, después están las sexualidades, que son como seis o siete, que se pueden agregar”, dijo. Según confió Claudio Morgado, presidente del Inadi, el equipo legal ya evalúa actuar “de oficio” desde el organismo.

“Mientras a nivel nacional se debaten distintos proyectos de ley de identidad de género y se suceden fallos judiciales de avanzada, muchos de ellos en nuestra ciudad, la presidenta del Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes elimina la categoría ‘travesti’ de documentos oficiales y asimila dicha expresión de género a ‘disfrazarse’ o porque ‘es la única ropa que tienen’”, dice la denuncia a la que accedió este diario. En la lista de adhesiones hay, entre otras asociaciones, varias organizaciones que promueven el respeto por las identidad sexual: 100% Diversidad y Derechos, Falgbt, CHA, Putos Peronistas, Attta y Alitt.

Iñaky Regueiro, de Infancia K, adelantó que la denuncia se presentará esta semana ante el Inadi. “No estamos de acuerdo con la reducción al binario hombre-mujer que ella plantea. Orlowski ya viene desmantelando el sistema de protección que existía y al mismo tiempo discrimina abiertamente a las personas trans”, agregó. El Consejo, remarcó Regueiro, depende directamente del ejecutivo porteño, al frente de Mauricio Macri y tiene rango ministerial. En la denuncia de Infancia K también destacan que este hecho “patentizó la evidente falta de idoneidad” de la funcionaria.

“Las palabras de Orlowski parecen hasta inocentes, pero develan el verdadero pensamiento de (Mauricio) Macri sobre las personas trans, para ellos son personas que no merecen ningún derecho. Son sólo chicos que juegan. Esto también muestra un profundo fascismo y creemos que implican un retroceso en el tema”, opinó Lohana Berkins, titular de la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti y Transexual (Alitt). Esta activista aseguró que Orlowski “banaliza” la discriminación y la explotación sexual, con lo que pone en riesgo, por ejemplo, a las travestis más jóvenes. “No necesitamos más política heterosexista”, exigió.

Por su parte, María Pía Braudacco, de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (Attta), afirmó que los dichos de la funcionaria implican invisibilizar distintas realidades. “Entre los 13 y los 16 años, en promedio, empieza la expresión de género. El género es una identidad y en nuestro caso esto contiene reinvindicaciones de necesidades de acceso a los derechos humanos. No reconocerlo es tratarnos como ciudadanas de segunda”, explicó la activista.

En diálogo con Página/12, Orlowski comenzó asegurando que las categorías son “taxativas” y “excluyentes” y que si una persona es trans hay una parte en “observaciones” donde se puede dejar constancia del dato. Después teorizó sobre la cuestión: “Hasta los 18 puede haber una indefinición, pero hay sólo dos sexos biológicos. Travesti no es un sexo biológico. Después están las sexualidades, gay, lesbianas, travestis, travestidos, son siete, creo. Si pongo travesti tengo que poner las demás categorías. Además, Florencia de la V, por ejemplo, tiene documentos y dice mujer, no dice ‘travesti’. Para mí hubo una mezcla de conceptos”.

–Pero usted en su exposición en la Comisión de Niñez de la Legislatura, donde fue citada, argumentó que sacó eso porque había mujeres que se disfrazaban de hombres porque las molestan menos.

–No tuve tiempo de leer la versión taquigráfica. Me hicieron una catarata de preguntas. Pero sí. Esas cosas se ven todos los días cuando se toma contacto con la vulneración de derechos. Lo digo, porque estuve al frente del Consejo Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia en 2004 y 2005.

–Entonces, ¿no le parece discriminatorio?

–Al revés, me parece que no hay que etiquetar a alguien por su sexualidad en la primera entrevista. Me parece lo más saludable. La persona tiene que decir lo que siente.

–Entonces si una travesti se menciona a sí misma en femenino, usted aconseja que se la anote en “sexo femenino”.

–¿Qué travesti? ¿Un varón que quiere ser mujer?

–Sí.

–Entonces que la anoten como mujer.

–Pero usted mencionó antes que opina que una cosa es el sexo biológico y otra la sexualidad...

–Sí... bueno. Lo importante es lo que siente la persona.

Compartir: 

Twitter
 

Beatriz Orlowski, en el centro, intenta defender lo indefendible durante la interpelación en la Legislatura.
Imagen: Rolando Andrade
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared