SOCIEDAD › ESCANDALO EN RIO NEGRO POR LAS FOTOS DE GUARDIAS CON UN POLICIA PRESO

Todo queda entre amigos

Mientras lo trasladaban, un grupo de penitenciaros se sacó fotos con el policía condenado a 20 años por el crimen de Diego Bonefoi en Bariloche. Iba sin esposas y por un camino que no era la ruta prefijada. Echaron a tres guardias.

 Por Emilio Ruchansky

Las fotos del ex cabo Sergio Colombil sonriente, sin esposas y abrazado a los uniformados que lo trasladaban a la cárcel fueron recibidas como una provocación por los familiares y amigos de Diego Bonefoi, asesinado de un tiro por la espalda por Colombil. “Fueron colgadas en Facebook el 13 de junio, poco después de que lo condenaran a 20 años. Por lo que se ve, no es el trayecto que debían haber recorrido. ¿Lo sacaron a pasear?”, se preguntó Susana Pacheco, integrante de la Multisectorial contra la Represión y la Impunidad de Bariloche. Ayer, el Servicio Penitenciario Provincial (SPP) de Río Negro separó a los tres policías responsables del traslado a la prisión de Choele Choel. “Fueron los mismos que lo custodiaron durante el juicio, evidentemente son sus amigos. Si en las fotos parece que fueran a comer un asadito”, comentó Pacheco.

Aunque sólo se divulgaron tres fotos antes de que fueran borradas del Facebook del agente penitenciario Diego Nicolás Huentecura, desde la Multisectorial aseguraron que también había fotos tomadas en el pueblo de Maquinchao y en la comisaría de Los Menucos, en el centro de la provincia. “La ruta que deberían haber agarrado es asfaltada, la 237, que va a Bahía Blanca. Y de pronto, aparecen en caminos de ripio, no se entiende”, observó Pacheco, quien contó que supieron del hecho cuando un vecino le avisó a la madre de Bonefoi.

Colombil estuvo detenido durante un año antes de que el pasado 2 de junio le dictaran la sentencia en el juzgado penal de Bariloche. Por este motivo, cabía la posibilidad de que las fotos fueran anteriores, cuando era traslado desde la cárcel de Comallo, en la llamada “línea sur” que une las ciudades de Bariloche y Viedma, a través de la ruta 23. Sin embargo, en aquel momento el ex cabo lucía barba y bigote y en las fotos que circularon en la web aparece afeitado.

El SPP informó que los policías separados de la fuerza son el oficial principal Silvio Maresco, el sargento ayudante Walter Morales y el suboficial Néstor González. Por otra parte, Huentecura fue puesto a disposición de la Junta de Disciplina del SPP junto a su compañero Roberto Escobar. “Esto significa una falta gravísima desde lo operativo y no lo podemos dejar pasar”, afirmó Santiago Ibarrolaza, subsecretario de Política Criminal a cargo del SPP.

Este funcionario señaló que la decisión surgió apenas se conocieron esas imágenes, denunciadas ante la Defensoría del Pueblo de Río Negro. “En una política de tolerancia cero frente a este tipo de sucesos, los responsables van a ser sancionados con todo el peso de la normativa vigente.”

Juan Carlos Curaqueo, de la Multisectorial, consideró que las fotos son una muestra de la “impunidad” que rodea al ex cabo de la policía provincial. “No sé con qué sentido publican esas fotos pero son una provocación, una forma de mostrar la impunidad que tiene la policía provincial. ¿Quién nos garantiza que Colombil cumpla los 20 años de condena? Los familiares quedamos desorientados y con mucha bronca también”, comentó Curaqueo, tío de Nicolás Carrasco, de 16 años, asesinado en las protestas por la muerte de Bonefoi, al igual que Sergio Cárdenas.

Por estos dos crímenes están sospechados los agentes del BORA, la brigada antidisturbios provincial, aunque el juez de la causa, Martín Lozada, fue recusado por la defensa y el tema quedó bajo análisis de la Cámara Penal 2. “Mientras tanto, pasa el tiempo y seguimos sin tener respuestas, nosotros consideramos que Lozada es un juez independiente del poder político que queremos que sea juzgado, como responsable de esa represión”, afirmó anoche Curaqueo.

Bonefoi murió baleado el 17 de junio del año pasado, por la madrugada, mientras escapaba junto a otros jóvenes de Colombil y otros tres policías, que los perseguían por considerarlos sospechosos de un robo. Fue asesinado sin que opusiera resistencia. Sus familiares y amigos reclaman que Colombil cumpla condena como un preso común, ya que por “razones de seguridad”, tendrá un trato distinto en la cárcel.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El ex cabo Sergio Colombil, de campera (segundo desde la izquierda), sonriente con sus amigos.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared