SOCIEDAD › EL REGRESO DEL ATLANTIS A LA TIERRA DIO POR TERMINADAS TRES DECADAS DE HISTORIA DE LOS TRANSBORDADORES

Final para una era en la exploración espacial

Fueron las naves más sofisticadas y caras. Ahora serán reemplazadas por los viejos cohetes. “El transbordador espacial ha cambiado el modo en que observamos al mundo”, dijo el comandante del Atlantis, tras el aterrizaje en Cabo Cañaveral.

Los tripulantes del Atlantis, junto a los habitantes de la EEI.
Imagen: EFE.

El Atlantis regresó ayer a la Tierra luego de visitar por última vez la Estación Espacial Internacional, y puso el broche final a un capítulo de tres décadas de exploración en el espacio con el programa de los transbordadores, las naves más complejas y costosas jamás construidas.

El Atlantis aterrizó sin problemas en el Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, a las 5.57 de la madrugada, hora local, poco antes del amanecer, ante una multitud de miles de personas que se había congregado en las inmediaciones de la pista para presenciar el histórico regreso del transbordador. Los presentes, entre ellos familiares y amigos de los cuatro tripulantes del shuttle que acudieron a darles la bienvenida, rompieron en aplausos y ovaciones cuando el transbordador hizo su aparición en medio de la bruma oscura.

“Misión cumplida, Houston: tras servir al mundo durante más de 30 años, el transbordador espacial se ha ganado un lugar en la historia”, dijo el comandante Chris Ferguson después del aterrizaje del Atlantis, que ahora irá destinado a un museo. Junto a Ferguson iban el piloto Dough Hurley y los especialistas de misión Sandra Magnus y Rex Walheim. “El transbordador espacial ha cambiado el modo en que observamos al mundo y ha cambiado el modo en que observamos nuestro Universo”, agregó Ferguson. “Hoy nos embarga la emoción, pero hay un hecho indiscutible: Estados Unidos no dejará de explorar el espacio”, dijo.

A partir de ahora, sin embargo, esa exploración quedará en manos de compañías privadas, a las que la NASA pasará la posta.

Y es que, con el regreso del Atlantis, se cierra la era de los transbordadores, iniciada en 1981 con el Columbia, que a lo largo de su historia registró 135 misiones de naves que dieron más de 21 mil vueltas alrededor de la Tierra.

Durante la misión del Atlantis, en la que estuvo acoplado ocho días, 15 horas y 21 minutos a la Estación Espacial Internacional, llevó más de cuatro mil kilos de piezas de repuesto y suministros, incluidos más de 1200 kilos de comida, además de experimentos como un proyecto para desarrollar una vacuna contra la salmonella.

Las cinco naves del programa (Columbia, Challenger, Discovery, Endeavour y Atlantis) transportaron a 255 personas de 16 países y pasaron un total de 1333 días en el espacio, lo que supone casi cuatro años. En su historia, el transbordador –que es tan espacioso como un Boeing 747– permitió, entre otras cosas, poner en órbita el Hubble, el primer telescopio espacial y construir la Estación Espacial Internacional.

“Lo que hemos hecho sentará las bases para la exploración del futuro”, dijo orgulloso el administrador de la NASA, Charles Bolden hijo, ex comandante de un transbordador.

En estos años, el programa sufrió también duras catástrofes, como lo fueron la destrucción de dos de las naves, lo que causó la muerte de 14 astronautas: la explosión del Challenger se produjo tras su lanzamiento, en enero de 1986, y la desintegración del Columbia, durante el vuelo de regreso, en febrero de 2003.

A partir de ahora, el Atlantis –al igual que el Discovery y el Endeavour– será colocado en museos y Estados Unidos se quedará sin medios para llevar a sus astronautas a la Estación Espacial Internacional, por lo que dependerá de las naves rusas Soyuz para ello. Al menos hasta que Estados Unidos no tenga una nave de reemplazo, de cuyo desarrollo se encargará ahora el sector privado.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.