SOCIEDAD › SECUESTRAN A UNO DE LOS DETENIDOS UN MACHETE CON EL QUE HABRíAN GOLPEADO A LAS TURISTAS FRANCESAS

A los machetazos antes del asesinato

En la causa por la muerte de las dos mujeres en Salta, ayer se supo que fueron golpeadas antes de morir. Ya declararon cinco de los seis detenidos el fin de semana. Hay contradicciones en sus versiones. Sigue sin aparecer el vínculo con el primer apresado.

 Por Carlos Rodríguez

Desde Salta

Cuando ya prestaron declaración indagatoria cinco de las seis personas detenidas el sábado pasado en la causa por el doble crimen de las turistas francesas, sigue sin aparecer una acusación formal contra el primer preso que tuvo el caso, Daniel Octavio Vilte, quien en los trascendidos de fuentes policiales fue señalado como el presunto autor material de las muertes de Houria Moumni y Cassandre Bouvier. Por esa razón, hay expectativa por que se reanude hoy la interrumpida declaración de Gustavo Lasi, quien admitió haber tenido en su poder un celular y la cámara de fotos de una de las víctimas. Lasi fue señalado también como presente en la escena del crimen. Ayer, luego de la indagatoria de Santos Clemente Vera, se supo un detalle más del calvario vivido por las víctimas, que tienen “señales de machetazos” en el cuerpo. Así lo hizo saber el abogado José Heriberto Vargas, defensor de Vera, quien admitió ante Página/12 que a su representado “le han secuestrado un machete” que usaba en el campo para su tarea de baqueano en la Quebrada de San Lorenzo. También secuestraron otros elementos, como cuchillos y puñales, que pueden servir para confirmar la supuesta presencia de Vera en el lugar del doble homicidio.

Vargas confirmó que a su defendido le tomaron muestra de sus cabellos –como a todos los demás imputados varones– para “sacar el ADN y hacer una comparación con los pelos que tenía en su mano una de las víctimas”. En su declaración, Vera dijo que el día 15 de julio, fecha probable del doble crimen, “estuvo con su familia, cumpliendo con su trabajo y también, en los días subsiguientes, estuvo colaborando con la investigación”. Vargas negó que a su defendido lo estén acusando, también, de haber realizado maniobras para desviar la investigación, dándoles falsa información a los policías que lo consultaron para que los orientara sobre los posibles lugares por donde pueden haber estado las turistas francesas.

Vera, además de baqueano, trabaja en un country haciendo tareas de mantenimiento en distintas fincas. “El dijo que no tiene nada que ver con el crimen y tampoco conoce personalmente a los otros detenidos, aunque sabe quiénes son porque todos viven en una zona donde todos se conocen por referencias.” Vargas precisó que las dos mujeres asesinadas tenían “rasguños como de machetazos” y por esa razón, en el domicilio que Vera comparte con sus padres, se secuestraron “un machete, cuchillos, puñales” que su defendido tiene porque “son necesarios para su trabajo”.

El abogado Vargas sostuvo que su representado, en la declaración indagatoria, aseguró que “nunca las vio a las víctimas y tomó conocimiento del hecho porque la policía fue a requerirle que los guiara en la zona para recolectar pruebas”. Vargas aseguró que todas las versiones que señalan a su defendido Vera, a Lasi hijo y a Vilte como los principales imputados en el hecho, “recién se van a develar cuando se tenga el resultado de los ADN”, del semen, los cabellos y los trozos de piel hallados junto con los cuerpos de las víctimas. “Hay que esperar siete o diez días, hasta que se conozca el resultado de esas pruebas y saber quién es quién en la causa.”

También fue indagado ayer Walter Orlando Lasi, padre de Gustavo Lasi. El detenido está sospechado, como Vera y como Ramos, de haber dado falsos datos, como el de los supuestos turistas cordobeses que habrían tomado contacto con las francesas y que durante un tiempo fueron objeto de investigación, incluso en Córdoba. El abogado de Lasi padre es Martín Diez Villa, quien dijo que su representado se desvinculó del hecho. “El no participó en lo sucedido, si bien él trabaja en la quebrada porque es empleado de la empresa de turismo (Puma Expeditions) y no hay elementos en el expediente que permitan inferir que él tiene algún tipo de responsabilidad.” Reconoció que le imputan que habría tenido en sus manos un arma, un rifle al que le están haciendo las pericias porque se cree que fue el que usaron en el doble crimen.

El recorrido del arma, hasta ser ocultada en un country en el que trabajaba el detenido Ramos, es motivo de controversia entre los imputados. María Fernanda Cañizares, la primera en ser indagada el lunes, aseguró que sabía por su novio, Gustavo Lasi, que él se la había entregado a su padre y éste a Ramos, quien la habría ocultado. Ramos dijo algo parecido, pero señaló la presencia de otro personaje, el Chato Sarapura, como otro intermediario previo al destino final de la carabina calibre 22. Ahora el tribunal citará al mencionado Sarapura. Lasi padre, por su parte, dio una versión parecida a la de María Fernanda, pero dejó entrever algunos titubeos que sembraron dudas sobre la veracidad de sus dichos. Además, están en danza otras armas calibre 22, cortas y largas. El enigma podría develarse con las pericias balísticas, a cargo de la cuestionada policía salteña.

Otro que hizo declaraciones fue Marcelo Arancibia, el abogado de Vilte, el primer detenido que pasó de una imputación poco clara a ser señalado ahora, por la policía, como autor material del doble crimen. “Las únicas declaraciones válidas son las que se hacen ante el juez, y hasta ahora ninguno de los otros detenidos le hizo una acusación concreta a mi defendido, ni siquiera en el tema del arma.”

Arancibia admitió que todavía falta ampliar la breve declaración que hizo Gustavo Lasi hijo, quien dijo sentirse enfermo el lunes y pidió postergación del trámite. De todos modos, Arancibia señaló que “si aparecen las acusaciones, lo que debe hacer el juez es ampliar la indagatoria de Vilte y allí responderemos”. Arancibia afirmó que tuvo un diálogo directo con su representado y que éste “me aseguró que nunca fue a San Lorenzo, que nunca vio a las turistas francesas y que jamás manejó un arma para matar a nadie”.

La clave, a esta altura de la investigación, son los resultados de las muestras de ADN, aunque también hay expectativa por lo que pueda decir Lasi hijo, si es que sigue declarando como prometió.

Compartir: 

Twitter
 

La investigación apunta a determinar si Santos Clemente Vera estuvo en el lugar del crimen.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.