SOCIEDAD

Víctimas de gatillo fácil

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, se comprometió con familiares de víctimas de violencia policial a “evitar todo tipo de corporativismos” entre miembros de fuerzas de seguridad. Lo hizo en el marco de una reunión sostenida ayer con los parientes de dos víctimas de “gatillo fácil”: Marcelo Sepúlveda (27), de Tigre; y Jon Camafreita (18), de Capital Federal, muertos en enero en hechos que involucran a efectivos federales y bonaerenses. El lunes había recibido a la familia de Facundo Reyes (20), que la semana pasada fue herido de bala al evitar un control policial en el barrio porteño de Villa Santa Rita. Por los casos de Camafreita y Reyes, la ministra de Seguridad ordenó el pase a disponibilidad de los dos agentes de la Policía Federal involucrados y la constitución de una comisión especial de la cartera para investigar ambos hechos. En tanto, sobre el asesinato de Sepúlveda, “ordenó que la comisión integrada por equipos de este ministerio analizara las circunstancias en las que se produjeron los hechos”, explicó el ministerio en un comunicado.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.