SOCIEDAD › REUNION DE SOBREVIVIENTES DEL COSTA CONCORDIA

Pruebas del naufragio

 Por Elena Llorente

Desde Roma

Curiosos y periodistas de todo el mundo han invadido la ciudad de Grosseto, donde hoy los sobrevivientes de la nave Costa Concordia, naufragada hace poco más de un mes frente a la isla de Giglio, asistirán al llamado “incidente probatorio”, una figura legal que presupone la presentación de pruebas irrepetibles.

El juicio contra varios miembros de la tripulación del Costa Concordia y, en especial, el capitán Francesco Schettino –que no estará presente hoy en Grosseto–, está todavía en su fase preliminar, es decir que el juez está reuniendo material para establecer si los acusados deberán ser o no enviados a juicio. En este contexto se inserta el “incidente probatorio” que más de mil sobrevivientes se aprestan a presenciar hoy en el teatro Moderno, una gran sala en la que los damnificados tendrán la oportunidad de escuchar la lectura de los elementos proporcionados por la “caja negra” del barco, donde aparecen grabados los datos del viaje y, en particular, los de las últimas tres horas de navegación del Costa Concordia.

Los hoteles y pensiones están llenos hoy en Grosseto, una ciudad de poco más de 80 mil habitantes, pero sin lugar a dudas la más importante en los alrededores de la isla de Giglio, en cuyo mar la silueta recostada del Costa Concordia todavía se recorta en el horizonte. Y lo hará aún por muchos meses, según los expertos que ayer terminaron de desa-gotar nueve tanques de la popa, que equivalen a 363 metros cúbicos de carburante. En total hasta ahora han sido recuperados 1671 metros cúbicos. Cuando se concluya esta tarea recién se podrá comenzar a desarmar la nave o arrastrarla hasta un astillero.

A la audiencia de hoy podrán asistir los sobrevivientes y sus abogados, además de los acusados. La jueza de las investigaciones preliminares, Valeria Montesarchio, ha aceptado como parte en este juicio no sólo a los directos damnificados, ya sean pasajeros o personal de la tripulación, sino también a la presidencia del Consejo de Ministros y a algunos ministerios, al Parque Nacional del archipiélago toscano, a la región Toscana y a cientos de habitantes de la isla y de empresas que tienen intereses en la zona, entre otros.

El capitán Schettino no sólo está acusado de haber hecho una maniobra arriesgada acercándose demasiado a la costa para hacer el inchino (saludo) sino de haber abandonado la nave antes que sus pasajeros. Pero las acusaciones contra Schettino y algunos de los miembros de su equipo se han multiplicado también por las denuncias de algunos de los pasajeros. Fue el caso de un matrimonio de ancianos que dijo a la Justicia que en tres oportunidades fueron rechazados de las barcas de salvataje aquella noche porque la tripulación prefirió hacer subir a sus colegas.

En el teatro Moderno se espera la presencia incluso de pasajeros y público de otros países, especialmente después de que otra nave de esa compañía, Costa Allegra, tuvo un accidente en las aguas cercanas a las Isla Seychelles, en el Océano Indico. Varios de los pasajeros de esta nave eran italianos y regresaron al país ayer, rehusando continuar sus vacaciones en la isla, como les había ofrecido la compañía.

Compartir: 

Twitter
 

El Costa Concordia se hundió frente a la costa italiana el 13 de enero.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.