SOCIEDAD › SOBRESEEN AL DUEÑO DEL BOLICHE DE LANUS DONDE MATARON A MARTIN CASTELLUCCI

“Los poderosos nunca van presos”

La Cámara de Casación bonaerense confirmó el beneficio para el empresario, acusado por homicidio. El padre de Martín, Oscar Castellucci, lamentó que haya “una Justicia para pobres y otra para ricos”. Por el caso fue condenado un patovica.

 Por Carlos Rodríguez

“Se hace difícil seguir la lucha cuando hay dos Justicias, una para pobres y otra para ricos”, dijo Castellucci.
Imagen: Télam.

“Es muy duro que te ratifiquen que los poderosos nunca pagan.” Con esta frase, Oscar Castellucci, padre de Martín Castellucci, asesinado por un patovica en diciembre de 2006, lamentó ante la consulta de Página/12 que la Cámara de Casación Penal bonaerense haya ratificado el sobreseimiento de Atilio Amado, el dueño del boliche La Casona, de Lanús, donde ocurrió el hecho. Amado estaba procesado por el homicidio y a punto de ir a juicio oral, cuando en agosto de 2011 la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Lomas de Zamora resolvió su absolución. Ahora, Casación ratificó esa decisión por considerar que “el encuadre jurídico propuesto por el particular damnificado es incorrecto”, en referencia al cargo por “homicidio” que le imputó la familia de Castellucci. El padre del joven dijo que si bien todavía no analizaron los argumentos del fallo de Casación, lo más probable es que no apelen la medida ante la Suprema Corte de Justicia bonaerense. “Se hace difícil seguir la lucha cuando hay dos Justicias, una para pobres y otra para ricos”, señaló Oscar Castellucci.

Por el caso, el 14 de abril de 2009 fue condenado a 11 años de prisión el patovica y boxeador José Segundo Lienqueo Catalán, custodio del boliche, dado que se demostró que fue él quien golpeó a Martín, quien luego de una agonía de tres días falleció el 6 de diciembre de 2006. La condena fue por “homicidio con dolo eventual” y la pena fue aumentada a 11 años y nueve meses de prisión por la Cámara de Casación.

La fiscal de primera instancia, Marcela Ruiz, y el juez de Garantías, Esteban Bachini, habían acusado también a Amado, ahora sobreseído, y a los policías Cristian Messina y Guillermo Guzmán, a quienes se les imputa el delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, por no haber intervenido para evitar la golpiza. Ambos irían a juicio oral, aunque la acusación contra ambos también fue apelada en Casación.

El fallo que ratifica la absolución de Amado fue dispuesto por la Sala II de la Cámara de Casación, integrada por los jueces Carlos Alberto Mahiques y Fernando Mancini. Los camaristas entendieron que “el encuadre jurídico propuesto por el particular daminificado es incorrecto”, en alusión al cargo de “homicidio” contra el dueño del boliche La Casona. “Esta interpretación es ridícula”, sostuvo Oscar Castellucci, quien agregó que para la familia del joven asesinado es “un día de profunda tristeza y desolación” porque “es muy duro que te ratifiquen que los poderosos nunca pagan; hay muchos intereses detrás de todo esto”.

Admitió la posibilidad de que no apelen el fallo ante la Suprema Corte provincial, aunque todavía tienen que analizar los argumentos de Casación con el abogado de la familia. “Se hace muy difícil seguir luchando porque para nosotros era fundamental llevar a Amado a juicio, pero es obvio que hay dos Justicias: una para los que no tienen recursos y otra para la clase media y alta, porque los poderosos nunca van presos.”

Para expresar su dolor, apeló a un diálogo con su hijo asesinado: “Perdón Martín, no te merecías esto. Ahora vamos a tratar de ponernos de nuevo de pie, pero es difícil”. Luego de la muerte de su hijo, Oscar Castellucci creó una fundación que lleva el nombre de Martín y que se dedica a luchar contra la violencia y la discriminación que sufren muchos jóvenes por su aspecto o por su condición social.

El joven Castellucci fue golpeado porque salió en defensa de un amigo al que no dejaban ingresar a La Casona. El boliche fue destrozado por los amigos de la víctima y cerró en forma definitiva. El Tribunal Oral 5 de Lomas de Zamora, al condenar a Lienqueo Catalán, sostuvo que en el local bailable se aplicaba “un deplorable sistema de admisión de ingreso, inspirado en evidentes prejuicios de índole racista y clasista”.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.