SOCIEDAD › EXPERIENCIAS DE REINGRESO AL SECUNDARIO

Volver al cole

Unicef presentó una investigación sobre dos programas por los que adolescentes y jóvenes logran terminar la escuela.

Argentina tiene altas tasas de acceso a la educación básica obligatoria.
Imagen: Bernardino Avila.

Unicef Argentina presentó en la Feria del Libro dos publicaciones de la serie Educar en las Ciudades, en las que se recopilan dos programas educativos –dependientes de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires– para que los adolescentes terminen la escuela secundaria mediante estrategias que permitan dividir las materias en objetivos, de manera que las metas sean más cortas y les resulte más dinámico el estudio. Las investigaciones –propuestas por Unicef y la Universidad Nacional de General Sarmiento– analizan el funcionamiento de los Centros de Escolarización de Adolescentes y Jóvenes (Cesaj) y el Plan Provincial de Finalización de Estudios y Vuelta a la Escuela, en las localidades bonaerenses de Florencio Varela y Quilmes, dos de los 134 municipios en los que se aplican estos programas desde 2010. Según explicó Elena Duro, especialista en Educación de Unicef, “Argentina es uno de los países de la región con más altas tasas de acceso y cobertura en la educación básica obligatoria. Mientras que en el nivel primario la tasa neta alcanza al 94,7 por ciento de la población, el nivel secundario –que se ha expandido en las últimas décadas– alcanza al 83,4 por ciento”.

“En relación con los adolescentes no escolarizados en zonas urbanas, más del 5 por ciento de los chicos y chicas de 15 años están fuera de la escuela; si tomamos el porcentaje de adolescentes de entre 17 y 18 años fuera de la escuela en zonas urbanas, este porcentaje se eleva al 26 por ciento, con diferencias significativas por nivel socioeconómico: bajo con 46 por ciento de exclusión, alto con 11 por ciento de exclusión”, comentó Duro. En tanto, “el 61 por ciento de los jóvenes de entre 20 y 22 años terminó el nivel secundario, indicador que desciende al 45 por ciento entre los sectores bajos y que asciende al 86 por ciento en los sectores altos”, agregó la referente de Unicef.

Las investigaciones arrojaron que “123 mil estudiantes ya se graduaron a través del Plan de Finalización de Estudios”, en tanto “unos 18 mil retomaron sus estudios con el componente Vuelta a la Escuela”, cifras que muestran una continua expansión desde 2008 en adelante. Este plan para finalizar la escuela secundaria –según explicó a Página/12 Claudia Bracchi, subsecretaria de Educación de la provincia de Buenos Aires– “les permite a los chicos poder cursar materias de diferentes años, en distintas sedes y horarios, con modalidades que se ajustan al perfil de jóvenes y adultos que trabajan y estudian o que interrumpieron sus estudios por cuestiones personales”.

En tanto, “el Cesaj es un plan de reingreso para que los adolescentes que dejaron la escuela en los primeros años del secundario puedan retomar sus estudios con un acompañamiento individualizado por parte de sus profesores, en grupos de estudio más pequeños y flexibles, mediante un régimen de promoción que reemplaza la evaluación por el avance que cada estudiante realiza en cada uno de los contenidos de la materia que cursa”, informó Bracchi.

“Estas investigaciones son una buena oportunidad para generar propuestas pedagógicas de calidad, para sistematizar la experiencia y mejorarla. Es clave para que aquellos que lleguen a la escuela se queden y finalicen sus estudios pendientes”, agregó Bracchi.

Informe: Sabrina Améndola

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.