SOCIEDAD › INCIDENTES EN EL SHOPPING DOT CON VECINOS DEL BARRIO MITRE

Conflicto por la inundación

Unos 50 vecinos del centro comercial provocaron destrozos en algunos locales al protestar porque, según aseguran, el desagote del shopping les inunda el barrio. El Dot negó responsabilidad en esos anegamientos y los atribuyó al colapso del sistema pluvial.

Alrededor de las cinco de la tarde, un grupo de unos 50 vecinos del barrio Villa Mitre llegó a las puertas del shopping Dot Baires, en Saavedra, al lado de la General Paz. Minutos después, las tiendas del centro comercial bajaban las cortinas, el lugar era evacuado y por las redes sociales diversos usuarios aseguraban que estaba ocurriendo un tiroteo. Una agencia de noticias consignó que, de acuerdo con la Policía Metropolitana, los vecinos intentaron “saquear varios negocios” y “exigían” canastas de alimentos. Mientras en el shopping reinaba la confusión de ruidos, a los clientes los empleados de seguridad del shopping les advirtieron que debían evacuar el lugar “porque había saqueos”, contó a este diario una fuente que se hallaba en el lugar. Sin embargo, horas después, el propio centro comercial –mediante un comunicado– y los vecinos –en diálogo con este diario– negaron una cosa y la otra: ni saqueo ni tiroteo posterior. El eje del conflicto, en cambio, fue la inundación de Villa Mitre, un fenómeno que los vecinos atribuyen al shopping y que el centro comercial niega.

“No se ha registrado situación de robo o tiroteo dentro del shopping”, aseguró en un comunicado la empresa Dot Baires al caer la noche. “Algunos vecinos del Barrio Mitre, producto de las inundaciones, entraron para protestar dentro del centro comercial” y “ante la impotencia por la situación se generaron algunos hechos de violencia con rotura de tres locales y góndolas”, continuaba el comunicado.

En diálogo con este diario, Liana Silva, una de las referentes de Villa Mitre, desmintió que hubieran entrado, aunque sí reconoció que hubo “un enfrentamiento con piedras” porque “de la garita de la Metropolitana que está ante el Dot y los de seguridad empezaron a increpar a los pibes y decían que no podíamos entrar”. Para entonces, el barrio estaba inundado, el agua superaba el medio metro de altura “en todas las calles” y en las casas, contó Silva, pasaba lo mismo. Amén de que el agua corre porque el shopping se encuentra en una zona elevada y el barrio en una baja, como a sus pies, los vecinos aseguran que el centro comercial desagota agua en las calles del barrio Mitre. “El Gobierno de la Ciudad no nos escucha y si esto no se mediatiza no te dan bolilla. Sabíamos que en los medios se decía que había saqueo y pedimos que fueran para que mostraran que es por otra cosa. Si no, es siempre lo mismo: muestran Cabildo y los negocios inundados. Que es lamentable porque son laburantes, pero nosotros tenemos el agua por la cintura en nuestras casas. Se termina naturalizando y es una cagada. Nosotros también pagamos ABL para que nos escuchen”, explicó Silva.

En su comunicado, la empresa Dot aseguró que “dentro del shopping no existen bombas de extracción de agua” y explicó que “al momento de la inauguración”, el centro comercial “llevó adelante una importante obra para la realización de un pluvioducto a pedido del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”. La inundación de ayer, explicó la empresa, debe atribuirse a que “en jornadas donde en el lapso de una hora llueve más de cien milímetros, el sistema pluvial se ve colapsado”.

A mediados de noviembre, durante otro temporal copioso, el barrio Mitre también se inundó. En el perfil de Facebook administrado por los vecinos del barrio, las fotos lo acreditan: las casas llenas de agua, las calles como ríos, en algunos puntos, emergentes a borbotones. El legislador porteño Gonzalo Ruanova –quien, a la sazón, vive en allí– explicó a este diario que “los vecinos vienen reclamando hace cuatro años, porque el shopping se construyó gracias a un convenio con el gobierno porteño que permitió excepciones a la zonificación”. Los criterios de zonificación originalmente no permitían una construcción de la envergadura del shopping en los terrenos donde ahora se levanta. “La Ciudad lo autorizó a cambio de que construyeran un jardín de infantes y un centro de salud” antes de inaugurar. Sin embargo, “el shopping se inauguró el 12 de mayo de 2009 y hubo que estar dos años presionando para que cumplieran”, recordó Ruanova. Por otro lado, el desagote construido para el centro comercial resultó insuficiente, dijo el legislador.

La referente barrial Silva insistió en que ayer no fueron más de cincuenta personas, que “había mujeres, nenes y algunos pibes”. Que, luego de que agentes de la Metropolitana y empleados de seguridad les impidieran ingresar por la puerta trasera, dieron la vuelta y permanecieron ante la principal en espera de que alguna autoridad del shopping los recibiera. “A nosotros el Gobierno de la Ciudad no nos responde cuando le pedimos luminarias, menos con esto. Todo lo que hicieron fue mandar el comunero a una reunión y él dice que no puede hacer nada. El shopping nos dice que ellos no pueden hacer obra en una calle, porque tiene que hacerla el gobierno”.

Compartir: 

Twitter
 

Los vecinos al entrar al shopping Dot. Abajo, una foto del barrio inundado en un temporal de noviembre.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.