SOCIEDAD › EL GOBIERNO DE MACRI CONVOCO A UNA AUDIENCIA PUBLICA PARA DISCUTIR UN TARIFAZO DEL 40 POR CIENTO

Si quiere viajar en subte, eche 3,50 en la ranura

El aumento se haría efectivo a fines de marzo. Hace un año, Macri había aumentado la tarifa el 127 por ciento. La audiencia pública, que no será vinculante, se llevaría a cabo en unos 30 días. Amplio rechazo de la oposición porteña.

 Por Werner Pertot

Tres con cincuenta. Eso es lo que costará el subte luego de que el gobierno de Mauricio Macri cumpla con los pasos formales para aumentar la tarifa. Si la gestión PRO no tiene contratiempos, la nueva tarifa regiría desde fines de marzo o principios de abril. La empresa estatal de subtes (Sbase) anunció ayer que convocará a la audiencia pública para discutir la tarifa a 3,50 pesos, lo que implica un aumento del 40 por ciento. El jefe de Gobierno ya había decretado un aumento del 127 por ciento a principios de 2012. El gobierno porteño no tenía definido ni cuándo ni dónde será la audiencia, que seguramente tendrá muchos participantes. De todas formas, lo que se diga allí no tiene carácter vinculante por lo que es casi seguro que la tarifa será la que Macri viene anunciando.

El jefe de Gobierno se cruzó el jueves con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el precio de los viajes del subte. La mandataria consideró que “si hay que readecuar la tarifa hay que hacerlo con gradualismo, que no afecte a la gente ni a la economía” y señaló que el aumento era “una barbaridad”. Y acotó: “La inflación no se compone sólo con la leche, el pan y la carne”. Macri le contestó con el llamado a audiencia pública para aumentar la tarifa a 3,50.

Lo hizo a través de un escueto comunicado, en el que informó que el objetivo será “tratar la readecuación de la tarifa del servicio del subte a 3,50 pesos”. “El incremento propuesto surge del análisis de la estructura de costos del servicio, que fue impactada por el proceso inflacionario que se registra en el país”, dice el texto, que no aclara de qué forma se hizo el cálculo. Por último, indica que “se continuará subsidiando la totalidad de la tarifa a jubilados, pensionados, maestros, estudiantes y personas con discapacidad”. En la gestión PRO, indican que el objetivo final es reducir al mínimo los subsidios al subte. Argumentan que para que el subte sea seguro se requiere mucho dinero.

¿Dónde y cuándo será la audiencia pública? ¿Desde qué momento regirá la nueva tarifa? En el gobierno porteño ayer no tenían respuestas para esos interrogantes. En rigor, la convocatoria a la audiencia deberá hacerla el jefe de Gobierno mediante un decreto que se publica en el Boletín Oficial. La autoridad de aplicación es la Subsecretaría de Atención Ciudadana. Nadie de la gestión PRO le había informado ayer a su titular, Eduardo Macchiavelli, el trabajo que le esperaba.

Las audiencias las suele presidir el Ente de Regulación de Servicios Públicos. Hay una serie de pasos formales antes de que se pueda aplicar la tarifa. Desde la publicación en el Boletín Oficial tienen que pasar 30 días, donde las personas se pueden anotar para hablar (tienen cinco minutos cada una). Si la concurrencia es grande, la audiencia podría llevar más de un día. Nada de lo que se dice allí obliga a Macri a cambiar de parecer. Luego, el gobierno porteño debe hacer un informe donde retome los argumentos de la audiencia y, en todo caso, los vaya descartando. Eso suele tomar unas dos semanas. A partir de que recibe ese dictamen, Macri está en condiciones de firmar un decreto y volver a aumentar la tarifa. En total, todo el proceso durará unos 70 días como máximo, por lo que el aumento caería sobre fines de marzo o principios de abril.

Con su anuncio, el procesado jefe de Gobierno no hizo amigos entre los opositores. “A once días de hacerse cargo del subte, Macri insiste con el aumento de tarifas sin esperar el resultado de la auditoría”, advirtió el legislador de la Coalición Cívica-ARI Maximiliano Ferraro. “Con este presupuesto y con la ley de la Legislatura que le dio un aumento de impuestos, es absolutamente innecesario un incremento de este nivel que va a ser una restricción al bolsillo de las familias”, consideró el auditor porteño Eduardo Epszteyn. La ibarrista María Elena Naddeo advirtió que con la recaudación prevista el subte tendría hasta un superávit de 400 millones. “No es pertinente el aumento”, insistió.

“La prioridad de Macri debería ser recuperar los pasajeros que el subte perdió por el aumento de hace un año”, consideró el legislador de Proyecto Sur Rafael Gentili. “Llevando el boleto a 3,50 pesos –y manteniendo la cantidad de pasajeros de 2012– se van a recaudar 165 millones más. Si se mantiene el boleto y se recupera lo perdido, recaudarían 135 millones –advirtió–. Una diferencia menor de lo que le va a costar a la Ciudad el cierre de la línea A por dos meses”.

Compartir: 

Twitter
 

Según el anuncio, “se continuará subsidiando la totalidad de la tarifa a jubilados, maestros, estudiantes y discapacitados”.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.